Lactancia materna

5 cosas que NO me gustan de la lactancia materna

5 cosas que NO me gustan de la lactancia materna

Siempre estamos hablando de las maravillas y virtudes de la lactancia materna, y raramente de lo que no nos gusta. Que existe, y no es nada malo hablar de ello, que luego las mamás primerizas se creen que todo es color de rosa, y no es así. Así que hoy os voy a hablar de la cara B, lo que no me gusta de la lactancia materna. ¡Vamos allá!

Tener que ser siempre yo quien se despierte de noche

Y mientras, mi marido durmiendo tan ricamente.  Me cabrea, aunque lo cierto es que colechamos, así que saco la teta y a seguir durmiendo las dos. ¿Para qué complicarme?
Si le diera bibe si que sería una faena, levantarse, calentar, echar polvitos, comprobar temperatura… quita quita, prefiero “pringar” siempre yo 😛
Eso si, cuando hay cambio de pañal nocturno, pringa él, siempre, siempre, siempre  😉

 

Que todo el mundo me vea las tetas

¡Oh sorpresa, no soy una hippy obsesa enseñatetas! Pues no, la mayoría no lo somos, de hecho… ¿de verdad existen?. Yo, particularmente, no he hecho topless en mi vida, y lo de “sacar la teta” en público no me gusta nada. Pero con los años he desarrollado una técnica depuradísima para que no se me vea ni un milímetro de piel.
Y por cierto, no me gustan las “telas de lactancia” esas, no tengo por qué camuflarme.

Que todo el mundo se permita opinar

Esto me molesta y me cabrea a partes iguales. Desde el minuto 0, todo el mundo venga a opinar, y también a criticar. Da igual que no hayan dado pecho en su vida, da igual que hayan tenido una lactancia fracasada, da igual que ni siquiera tengan hijos. Todo el mundo sabe más que tú de lactancia, y se permiten opinar, aconsejar, criticar e incluso reñir.
Que tiene hambre, dale un biberón y déjate de teta. Que le das demasiadas veces. Mira qué gordo está. Ésto como sea niña es mucho peor (comprobado), ¡ni que le fueras a fastidiar la carrera de top model internacional!.
Si está delgada, la pobre criatura pasa hambre, obvio. O tu leche no alimenta lo suficiente. O eres una irresponsable, comes mal fatal y tu leche no vale. O te pones tibia y engorda de más.
En resumen, da igual lo que hagas. ¡Lo haces mal!

No saber cuánto come

Bah esto es mentira jajajajaja En realidad me da igual no saberlo, porque SÉ que mi hija está bien alimentada. Pero es la típica tontería que siempre te dicen… ¡cómo se nota la influencia del biberón! Para muestra, dos típicas preguntas de primero de “doy el pecho a mi bebé”:

P: ¿y cómo sabes cuánto come?
R: ¿Y para qué querría saberlo, siendo obvio que está bien alimentado?

P: ¿Y cómo sabes que come suficiente?
R: Pues veamos… se queda frito en el pecho, eructa, sonríe feliz, caga y mea como un animal bendito… y tiene unos rolletes que dan para una buena comilona. Yo diría que le llega, ¿no?

El sacaleches

El sacaleches, ese invento del demonio. No es para nada imprescindible, pero yo creo que todas las que damos o dimos pecho pasamos por su tortura. Por ejemplo al principio “para ayudar a estimular”… ¡lo que nos han comido la cabeza con eso! Tomad nota, futuras mamás. Nada, NADA, estimulará mejor la producción de leche que vuestro bebé. NADA.
Donde caemos la mayoría es en la vuelta al trabajo. Horas y horas pegadas a ese maldito cacharro para asegurar que no le falte alimento… y al final siempre resulta que te sobra leche, que todo fluye más fácil de lo que tú pensabas, y cuando te quieres dar cuenta ya está comiendo y no es necesario que te saques más.
Dicen que el medela swing es una maravilla, aunque no he tenido la suerte de probarlo. Y, que me perdonen, espero no probarlo nunca 😉

Y a ti, ¿qué cosas no te gustan de la lactancia materna?

¿Te ha gustado esta entrada?

apúntate a la lista del blog y recibe las nuevas entradas en tu correo

No te fundiré a mails. Odio el spam, sólo te enviaré lo que te interesa ;)
38 comentarios
Ser Educadora 24 febrero, 2015 at 12:31 contestar

Pues yo sí he usado el Medela, una bendición, fue lo que salvó el inicio y el final de mi lactancia. A mi me tardó la leche en subir 4 días (4 larguísimos días) donde la estimulación del bebé no fue suficiente (por no tener no tenía ni calostro, comprobado) y me ”joroba” un poco que siempre se afirme con tanta rotundidad y generalizar, porque no todos tenemos las mismas experiencias. Y no me parece en absoluto un invento del demonio, yo por más que lo intenté nunca fui capaz de extraerme de forma manual y tengo poquísimo pecho, por lo que ordeñarse a mano era cuanto menos una odisea. Y para terminar añadir que no solo opina quien no ha dado pecho o le ha dado mal, también opina y se mete quien ha dado pecho mucho tiempo. Qué cosas…¿verdad?

Mamá Vanesa (una madre como tú) 24 febrero, 2015 at 22:55 contestar

Pues fíjate, a mi me tardó los mismos 4, sin estimular nada más que con mi niño enganchado tooodo el santo día, que hasta que subió no me soltaba casi ni dormido.
Pero oye, no lo digo yo, lo dicen los estudios, pero creo que ni tú ni yo vamos a saber si es verdad o no porque no lo podemos hacer de nuevo de otro modo xDDD
Para mi fue un invento del demonio porque me hacía daño, probé 3 distintos, el último un medela, aunque no el swing, y ya me arrepentí porque lo hubiera rentabilizado, lo usé un año o incluso puede que más. Mientras no hagan uno que no nos haga daño a ninguna, ¡invento del demonio! que yo a mano tampoco hacía nada.
Sobre las opiniones, ya sabes, son como el culo: cada uno tiene la suya! jajajaja
Oye ya son tres, con dos más te sale el post, ánimo! XDD

Jezabel 27 febrero, 2015 at 10:24

Efectivamente, el Medela Swing es una maravilla. Permite elegir dos modos de estimulación para extraer la leche y muchas intensidades. Jamás me dolió sacarme la leche, aunque ciertamente, yo parecía una central lechera y producía muchísima más de la que mi niña jamás sería capaz de tomar, y supongo que eso facilitará las extracciones.

Yo no creo que sea de Hippies enseñar las tetas, menos aún para alimentar a un niño, y cuando hacía topless en la playa, allá por aquellos tiempos de “juventud divino tesoro” tampoco me consideré jamás hippie, más bien soy toda una antítesis de ellos (con todo mi respeto a quienes tengan esa filosofía de vida)

Julieta 5 febrero, 2016 at 16:05 contestar

Si el medela es una maravilla. Y ahora con las opiniones de que si es agua, que es manía mía darle mas de un año, que no la quiero dejar, etc. Porque la usaste al final de tu lactancia? Cuéntame porfa yo ya estoy a punto de venderlo pero sigo con la lactsncia. Y creo que le date hasta el año y medio 🙂

M Carmen 24 febrero, 2015 at 14:22 contestar

Pues yo también he usado el sacaleches de Medela y encantada.
Lo estuve utilizando mientras estaba de baja maternal para tener un poco más indepencia y cuando me incorporé al trabajo durante 6 meses ya que mi niña la leche que bebió el primer aňo fue solo la mia.
Yo eso de ir enseňando las tetas tampoco ha ido conmigo pero yo si que me he tapado con el arrullo.
Después de 20 meses me sigue pidiendo teta y yo dándosela cosa que a la gente le extraňa.

Mamá Vanesa (una madre como tú) 24 febrero, 2015 at 23:02 contestar

Ay, lo que me he arrepentido yo de no comprar ese sacaleches… seguro que me habría ido mejor 🙁
Ayy 20 mesines, se ponen super graciosos! Intentando llegar solos, enganchando cuando les parece jajajajaj es de lo mejor!

Mamá en Bulgaria 24 febrero, 2015 at 14:54 contestar

Más o menos estoy de acuerdo con todos los puntos, aunque el sacaleches por suerte lo usé poco. Lo de levantarse por la noche es un rollo, pero en realidad es más cómodo enchufar la teta y que se haga el silencio, que estar batallando media hora para que se vuelva a dormir.
Yo me hago capas de ropa especialmente pensadas para poder alimentar a la bestia en plena calle si hace falta, y la gente no se suele dar ni cuenta. Yo creo que en parte es porque ni se les pasa por la cabeza que eso se pueda hacer.
En general lo que más me jode son los plastas que dan la tabarra con que si con dos años ya es muy mayor, que es indecente, y sobre todo, que es culpa de la teta que todavía no hable.

Mamá Vanesa (una madre como tú) 24 febrero, 2015 at 23:12 contestar

Joer qué manía la gente con juzgar…
Oye, imagino que lo sabrás, pero por si acaso… imagino que les hablas en español… es normal que aún no hable, TODOS los niños que se crían con dos idiomas maternos tardan más en hablar, cuando empiezan a hablar los mezclan, pero terminan hablando ambos a nivel nativo. Es un pequeño precio a pagar 😉 Así que al próximo bocazas, ZASCA, ¡vamos hombre!

Carol Martinez Tinoco 24 febrero, 2015 at 15:36 contestar

Jajajajajaja Total! Yo tampoco soy una hippie enseña tetas pero “no me molesta” que me vean el pecho y también me parece horroroso (para mí que quien lo utilice y le guste perfecto! ) vamos!
Yo ya paso de comentarios estúpidos pero si es cierto que los opinólogos están demasiado extendidos.
😉

Mamá Vanesa (una madre como tú) 24 febrero, 2015 at 23:13 contestar

Es que como opinar es gratis… pues venga, tome cuarto y mitad! jajajajaja

triz pla 24 febrero, 2015 at 16:12 contestar

Coincido bastante en tus puntos. A mi lo que no me gustaba es que no podia separarme del bebe una noche, para desconectar, cada madre es un mundo y adoro a mi hijo, pero necesito salir aunque sea con las amigas o mi marido los dos solos y cenar o tomarme un copazo (segunda cosa q no me gustaba por que no podia hacer) me gustó dar el pecho pero me senti liberada cuando dejó de tomar pecho, recuperé esa parcela de mi vida que hechaba de menos.

Mamá Vanesa (una madre como tú) 25 febrero, 2015 at 01:24 contestar

Vaya, pues llevarse mal con el sacaleches y querer salir es un matrimonio difícil.. Yo tuve una boda de noche cuando mi mayor tenía casi 4 meses. Me saqué leche durante días para tener una buena reserva, y mi madre se ocupó del resto. Aunque reconozco que se me hizo largo, y dudé no ir, pero ellos se apañaron. Para el siguiente, ya sabes 😉

Cuestión de Madres 24 febrero, 2015 at 19:50 contestar

Pues suscribo todas las que has dicho y bueno, pondría otra.. si eres de las que te gusta una cervecita fresquita en verano… pues a seguir con la sin. 😉

Mamá Vanesa (una madre como tú) 24 febrero, 2015 at 23:14 contestar

Ui pues yo una clarita de vez en cuando me la tomaba… total, por una no pasa nada… o eso dice Carlos González! XD

desblogger 24 febrero, 2015 at 21:23 contestar

De acuerdo en todo, yo di muy poco tiempo. De L.M. pero eso de que mis tetas fueran de dominio y opinión publico, como que lo llevaba muy mal.
Besos

Mamá Vanesa (una madre como tú) 24 febrero, 2015 at 23:15 contestar

Sobre todo la opinión, a mi era lo que más! muacks!

madre estresada 24 febrero, 2015 at 23:03 contestar

pues mira, yo no soy ni de bikini si quiera, pero mientras duró la lactancia me daba exactamente igual dónde, cómo o con quién estuviera, se me activó algún chip oculto, también me enamoré del sacaleches, que no podía vivir sin él!
después del postparto depresivo con el primero, con la segunda todo me hacía feliz!
Pero entiendo el pudor de cualquiera, aunque no eso de tapar al bebé cabeza y todo

Mamá Vanesa (una madre como tú) 24 febrero, 2015 at 23:34 contestar

¿en serio te enamoraste del sacaleches? Pues mira que yo le puse ganas, más que nada porque no me queda más narices, pero qué mal lo pasabaaaaaaaaaaaaaaaaa jajajajajaja
Oye me siento muy identificada con lo que dices de la segunda, el mio no fue depresivo pero si que fue muy duro ya desde el embarazo, y en la segunda iba como que happy flower todo el tiempo jajajajajaj besotes estresada!

Mery 24 febrero, 2015 at 23:15 contestar

¡Me encanta este blog! Yo no tengo hijos, ni estoy casada ni nada por el estilo pero me encanta leer este tipo de cosas porque parece que estoy hablando con mi madre! Creo que una de las cosas que menos me van a gustar llegado el día es tener que sacar la teta a pasear jaja pero bueno, ya lo veremos! Un beso guapa 🙂

Mamá Vanesa (una madre como tú) 24 febrero, 2015 at 23:36 contestar

¡Bienvenida Mery! Me alegra que te haga sentir tan a gusto, ¡gracias por tus palabras!
Pues te diré una cosa… yo temía mucho ese momento “sacar la teta”. Pensaba que no podría con la vergüenza. Y vaya si pude, y luego ya te vas quitando de encima todo, porque tu bebé tiene hambre Y PUNTO, el resto del mundo te importa un pimiento. ¡Ya me lo contarás cuando llegue!

Mar Ortega 24 febrero, 2015 at 23:43 contestar

Estoy contigo en todo! Ademas añadiria otra cosa, y es el chorrear leche todo el tiempo, mi peque tiene 10 meses y desde hace unos tres meses ya no soy una vaca lechera, chorreando leche todo el tiempo.

La lactancia materna me resulta mucho mas comodo que el biberon, el rollo como dices por la noche que me tengo que meter al peque en la cama si quiero dormir.

Respecto del sacaleches me fue bien aunque como al final no he trabajado no me ha hecho falta salvo dos dias, si no supongo que habria tenido que usarlo más para que le dieran la toma mientras yo estaba fuera.

Un abrazo!

Veronica Reng 25 febrero, 2015 at 00:01 contestar

Vaya , nunca me han dicho que mi leche engorda, pero que el bebé esta flaquito porque la teta no lo alimenta,montones de veces!
Estoy de acuerdo en todo, esos son nuestros no es tan perfecto pero lo hacemos por amor! Y lo del sacaleches, súper de acuerdo, yo pasé mibetapa del medela swing, resultado, mi bebé es un campeón extrayéndose su leche, por fortuna nonhe!OS tenido que recurrir a bancos de leche, así que lo regresé a su dueña ( nunca lo compré me lo prestaron).

Carmen 25 febrero, 2015 at 08:05 contestar

Pues yo no pude darle el pecho a mi hijo, no me subio casi nada y después de un mes desisti. El sacaleches era una tortura, todo el dia enganchada y yo tenía el medela. El problema es que parece que si no le das el pecho a tu hijo eres mala madre y esos comentarios me hicieron pasarlo bastante mal.
Mi ihijo se ha criado con biberon y tan ricamente oye y no por eso soy mala madre. Ahora tiene 2 añazos y medio y esta que es un polvorilla, todo el día corriendo…^^.
Cada una llevamos la lactancia como podemos y me parece una falta de respeto que todo el mundo se atreva a opinar en como puedo o no hacer las cosas. En fin, que me ha encantado el entrada.

loly 25 febrero, 2015 at 08:44 contestar

Primero algo que en la lactancia sea como sea , encuentro que falla es RESPETO. Con mi primer hijo no se pudo la lactancia materna, primeriza, no me subio la leche, un niño muy impaciente,,,,,,,,,,,,,,,,,, pero no por ello nadie tiene el derecho a cuestionar como le di de comer, lo hice de acuerdo al momento, el no se alimento mal con el biberon , fue y es un niño sano.Eso si todos opinando para bien o para mal……………. Con la segunda , consegui ser mas “relajada” ,a pesar de no poder dar pecho, gracias al sacaleches que para mi no es ningun torturador , di leche materna durante un año . Y también es una niña sana . Criticas ? lo mismo …………..pero los años te hacen ver que da igual lo que hagas van a opinar y como la gente no tiene tacto lo harán sin pensar como hieren porque para ellos son sinceros…… (quien te pidió tu sinceridad??)
No creo en estudios ni de una lado ni del otro, solo creo en los hijos , en lo que ellos necesitan y te piden, sea colecho, biberon o bocata de jamon………… Que todos podamos tener respeto a los demás con las decisiones que tomen.

Teresa 25 febrero, 2015 at 11:56 contestar

No soporto mi olor a leche cortada cuando me levanto… jjjj

Elizabeth 26 febrero, 2015 at 01:16 contestar

Estoy por volver al trabajo y solo he logrado sacarme 2.5 onzas si esta todo el día prendido de la teta, a que hora me saco para tener de reserva? ?? Besos

AnaCB 26 febrero, 2015 at 06:26 contestar

Estoy totalmente de acuerdo con todos los puntos… añadiría uno más.
La idea con las que vamos las primerizas, que pensamos que recién parida tu bebé se enganchará , saldrá calostro y happy happy todo.
Pues de eso nada… Mis dos hijos ( el.segundo tiene dos meses) han tardado en engancharse unas horas ( eternas para mi) con la presión de todo el mundo que pasaba por la habitación diciendo ” se engancha?” con mi primer hijo que tiene ahora dos años la adaptación a la lactancia fue muy dura, yo sentía que con mi calostro no era suficiente… Las enfermeras insistían qe si… El bebé dejo de hacer pis y caca y le subió la bilirrubina… Lo pase fatal!!! Pero bueno!! Me sirvió de experiencia con el segundo ha sido todo rodado…. Empezando por el parto!

Yo también soy una mamá topless que no me hace ni pizca de gracia… Pero oye… Es lo que hay! Para mi es más cómodo en verano.. En invierno… Capas y capas tanto el bebé cómo yo…
Buen blog felicidades!!!!!

Planeando ser padres 26 febrero, 2015 at 10:46 contestar

Yo soy muy pro lactancia y creo que desde el principio me saco la teta donde haga falta y tampoco me ha preocupado el hecho de si hay o deja de haber leche. Cuando mi bichilla ha llegado a engordar casi 2 kilos en un mes siendo recién nacida y con lactancia materna exclusiva ¡algo sacaría de ahí! Que el aire no engorda tanto (que se sepa). Eso sí, para mí el sacaleches es uno de los mejores inventos del mundo. Yo es que he sido de producción a lo grande (con decirte que vamos a cumplir 16 meses de lactancia y debo ser la única persona del mundo que sigue utilizando discos protectores porque se me escapa la leche a chorro ¡a estas alturas! El sacaleches me ayudó mucho porque siempre he producido más de lo que esta niña se comía, y había noches en las que tenía el pecho a punto de reventar. También me ha sido útil para las donaciones de leche materna durante 6 meses, porque eso de extraerse con las manos no estaba hecho para mí.

Michele 26 febrero, 2015 at 11:04 contestar

Jajaja que risa! Mira que yo no necesité sacaleches, aunque me habían regalado uno se me daba de maravilla sacarme la leche a lo rústico. Me llamarás gandula, pero muchas noches me quedaba tan frita que era mi marido quién me sacaba la teta, se la enchufaba a la niña, vigilaba el proceso y volvía a poner todo en su sitio, sin que yo me despertara XD. Tengo el sueño muy pesado, todo lo nocturno lo ha hecho él jajaja.
Un besote 🙂

Luciana 26 febrero, 2015 at 12:52 contestar

Hola, te cuento que estoy de acuerdo con este post, tengo un bebe de 1 año y sigue tomando teta, lo peor para mi ha sido no poder tomar medicación, sufro de fuertes dolores de cabeza y espalda pero los medicamentos que realmente me sirven pasan a la leche y están prohibidos por lo que hace mas de 2 años vengo aguantando, primero durante el embarazo y ahora durante la lactancia.
Lo segundo es lo de sacar la teta en publico, yo también tengo mi técnica para que no se vea nada pero a veces falla. Y lo ultimo es que las tetas te queden como dos flanes colgantes, siempre tuve pechos pequeños pero ahora son pequeños, caídos y blandos 🙁

mambafucsia 5 marzo, 2015 at 23:19 contestar

No se si conocerás la pagina web de e-lactancia.org! Es totalmente fiable, el hospital de Denia se ha encargado de investigar el distinto grado de compatibilidad de muchísimos medicamentos con la Lactancia. Hay muchos profesionales de la salud que no la conocen. Si te apetece,echale un ojo y así sales de dudas con tu tratamiento.

chus 26 febrero, 2015 at 15:14 contestar

Para mí lo peor es sacar la teta con frío, ya voy cogiendo trucos pero madre mía qué malones nacer en invierno 😉

Laura 26 febrero, 2015 at 15:57 contestar

Venga va… y las que no hemos tenido mas remedio que dar biberon, que somos, malas madres?? Intente de todo para darle solo pecho, acabe hasta en urgencias de lo mal que lo estaba pasando, y aun asi intento darle minimo 2 veces al dia, y mi hijo esta la mar de sano! El sacaleches la maquina del demonio… que pasada… deberiais tener en cuenta que no todas las madres tenemos 2 cántabros de leche por pechos, y no por eso somos malas madres. Me indigna este tema…!!!

Maria 9 abril, 2017 at 13:53 contestar

¿Donde dice en este post algo en contra del biberón o de las “malas madres” que lo dan? Ayy.. como nos gusta ofendernos y ofender. . si no tienes leche malo y si tienes 2 cántaros de leche por pechos también (yo fuí de éstas pese a tenerlo pequeño y feliz de alimentar a mi hija, aunque no sea nada cómodo). Si hiciste lo que te pareció oportuno con tu hijo con tus circunstancias pues ya está, ¿quién ha criticado nada? Deja la indignación para otras cosas mucho más graves (te lo digo con cariño)

mofle 26 febrero, 2015 at 23:20 contestar

Pufff yo acabo de dejar lactancia materna tras tres meses de dolor vada vez k lo ponía al pecho…el comienzo hasta k me subió fue horrible xq llegue al punto de mastitis y con mi anterior peke tuve tres X insistir en kerer dar pecho pero no se pudo… Esta vez me empeñe y leí mucho en Internet y la verdad ke me ha ayudado mucho sino no tendría esta experiencia pero como digo no pudo seguir siendo…mis cobductos no deben funciona bien y le cuesta micho salir asik para no hacer trabajar al bebe y X consejo de matrona me dacaba manual k akello me recordaba al ordeño de las vacas de mis suegros era horrible…después decidí con sacaleches y para sacar 90 ml más de media hora hasta k de pronto al mes empieza a salir más cantidad pero igual de trabajo sacarla… Mi peke engordando a lo bestia hasta punto k pediatra me decía k bajase ritmo pero como bajo ritmo si mi hiho me lo pide…y mibsuegra X otro lado k a ver si le tengo k dar complemento kbella no tenia suficiente y tuvo k dar apoyo y todo esto con un niño k pesa 6 kg con dos meses… Lo de enseñar tetas yo siempre dije k jamás lo haria y al final X alimentarlo cuando ha pedido lo poco k pude darle directamente sin extraer,lo hice en publico y no me importo…sobre lo de toda la carga es lo k me tiene a mi frita…antes cuando daba o sacaba y ahira con bibes da igual soy yo xq como el trabaja y yo debo estar tocándome las narices todo el día pues nada es cosa mía y u X el día tb k es k el niño dice k no está agusto con el…en fin k ojalá no hubiese k haber usado el aparato del demonio pero me salvo la vida a la par k destrozo mi pecho…

Mamaenapuros 6 marzo, 2015 at 00:42 contestar

Por fin encuentro una mama que ha tenido valor en los tiempos que corren de contar algo más que las estupendas maravillas de la lactancia materna. Todos sabemos que la lactancia materna es estupenda y si se lleva bien fenomenal, pero no todo es tan bonito y parece que las mamás que no pueden o no quieren dar el pecho o que no les parece una experiencia tan estupenda tienen que esconderse, o sentirse culpables o lo peor aguantar las opiniones y juicios de los demás. Os dejo mi reflexión sobre el tema en este artículo http://mamaenapuros.com/lactancia-materna/ y gracias por compartir esto con todas las mamás. Una abrazo.

Mami Loon 18 marzo, 2015 at 09:22 contestar

Completamente de acuerdo, sobretodo en lo de ser siempre la que se despierta de noche y no poder delegar en nadie sobretodo ahora que son dos y a veces la mayor me reclama y tengo que decirle que espere. 🙁
A mi no me gusta la sensibilidad en los pezones de las primeros semanas, ni empapar la camiseta automáticamente cuando mi bebé pide de comer y se me “dispara” la producción…

Ester Sanchez Sanchez 12 julio, 2015 at 07:39 contestar

Yo me siento identificada con este resumen…y lo del sacaleches,para mi fue tirar el dinero…me hacia el pecho polvo,para un vaso que sacaba…!!!la verdad es que las mujeres sufrimos mucho,ser madre es muy sacrificado…pero e podido sacar a mi bebe adelante,y ya tiene 22 meses.

Deja un comentario