Seguridad

Adultos irresponsables, niños en peligro

Adultos irresponsables, niños en peligro

Durante las vacaciones presencié una escena que me dejó muy mal cuerpo, y también me hizo pensar mucho en el distinto modo en que los adultos asumimos nuestra responsabilidad para con los niños.

La escena que presencié fue la siguiente:
Tirolina en un parque infantil. Un adulto empuja a niño desde la base, para que vaya más rápido, el peque sale disparado, rebota en el final y vuelve hacia la base. El adulto lo pilla en el retorno y lo vuelve a empujar con mucha fuerza, en dirección a la base, a pesar de que había una niña en la base esperando.

La tirolina con el niño encima (unos 20kg) golpea a la niña que espera, que sale disparada y cae.

Pensé que se desnucaba. Y es que la niña cayó cabeza abajo, en un gesto muy feo. La caída fue tan bestia que de la impresión que me dio pensé que vomitaba.

Mientras esto sucedía, el adulto se había dado la vuelta y se había ido en dirección contraria, la madre de la niña estaba sentada en un banco hablando a bastante distancia, así que yo era la única persona que estaba mirando a la niña en ese momento.

La niña grita y llora (menos mal), y tanto el adulto como la madre tardan un par de minutos en percatarse de que la que llora es su niña. Yo, que estaba intentando que mi niño-cabra no se matara, no salgo de mi asombro.

¿Adivináis quien se llevó la bronca en todo este asunto? ¿Y quien no dijo ni pío de su implicación en el asunto?

Situaciones de éste tipo, en que un adulto pone en peligro a un niño de un modo demasiado inconsciente las veo casi a diario. Bebés que son transportados en coche en el capazo sin atar, ni el bebé ni el capazo. Niños de 2-3 años corriendo por la carretera solos sin que ningún adulto se percate de ello. Niños sin sistema de retención sentados en asientos de coches, incluso en los frontales. Niños muy pequeños jugando y corriendo en almacenes donde hay todo tipo de herramientas peligrosas para ellos sin que nadie les vea. Niños esperando en un coche cerrado a sus padres…

Lo cual me recuerda éste vídeo que vi hace tiempo, y que pone los pelos de punta. Os aconsejo verlo:

El vídeo da un dato que me parece muy importante tener presente: 15 minutos en un coche recalentado son suficientes para que un niño sufra lesiones cerebrales o potencialmente mortales. ¡¡¡15 minutos!!!

Son situaciones que no son para nada infrecuentes, por desgracia, y que creo que en muchos casos son fruto del desconocimiento y de pensar que “no va a pasar nada”. Me he dado cuenta además que son más frecuentes cuando esos adultos no son los padres, sino los abuelos, tíos, amigos…

Yo personalmente me he visto en la necesidad de educar a nuestro entorno. Me han llamado exagerada muchas veces por negarme a que mi hijo fuera en coche sin la silla correspondiente. “Si total, ¡es ahí al lado!”. “Antes íbais sin silla y no pasaba nada”. Si en un tema tan serio como la seguridad en el coche hay que educar, ya no os digo en otros más “livianos”.

Los padres somos los máximos responsables de la seguridad de nuestros hijos. ¡No bajéis la guardia por favor!

¿Te ha gustado esta entrada?

apúntate a la lista del blog y recibe las nuevas entradas en tu correo

No te fundiré a mails. Odio el spam, sólo te enviaré lo que te interesa ;)
12 Comments
1MadreinItaly 10 Diciembre, 2013 at 13:51 contestar

Ay diosss pero qué mal cuerpo me ha dejado el video. Pero en serio hay gente que deja sus hijos en los coches??? no doy crédito.
Sobre lo de tener cuidado, si a mi me pasara algún accidente sería de verdad porque tengo mala suerte, porque yo antes de ser madre fui aupair y babysitter y he tenido entre ellos a niños con discapacidades a mi cuidado. Con decirte que solo han desaparecido de mi campo visual porque he tenido que ir al baño y casi prefería que vinieran conmigo según el caso. No se me olvida esa sensación de responsabilidad tremenda y no entiendo como a los demás se les pueda pasar. Ya tienes cuidado con tu bien más precioso, pero es que los hijos de los demás para mi por lo menos son sagrados! en fin que ya sé que hay de todo en el mundo pero ojalá la gente se mentalizara un poco más, accidentes pueden pasar, pero que pongan todo de su parte para prevenirlos.
Besotes guapa gracias por hacer reflexionar siempre

Iria 10 Diciembre, 2013 at 13:59 contestar

Estoy en la oficina y he tenido que dejar el video a medias… levantarme e ir a buscar un vaso de agua… casi me pongo a llorar yo sola….ayyy. Ufff… sí podemos tener despistes pero nunca imprudencias!!

Mamá en Bulgaria 10 Diciembre, 2013 at 14:48 contestar

Qué escalofríos, en un momento he tenido que pasar al final del vídeo porque no podía seguir mirando…

Cristina 10 Diciembre, 2013 at 16:18 contestar

Hola!! el video soy incapaz de verlo, mi barriga y yo estamos muuuy sensibles. Casos de despistes muchos, pero padres irresponsables mas. A mi una mujer, madre de dos niñas para mas datos, me ha llegado a decir que cuando mi hijo mayor vaya al cole el año que viene si la peque esta dormida que la deje en casa sola y lleve al mayor al cole, total son 5 minutos que vivo en un pueblo pequeño. Me quede a cuadros, y si se despierta y se ve sola y se lia a llorar, y si vomita y si tiene flemas y se ahoga? tantas cosas que pueden pasar en 5 min. Solo de pensarlo me pongo mala. Mi niña ira con su hermano y conmigo al cole y a donde haga falta. Claro que no me pilla de sorpresa porque todo lo que he visto y oído de ella que ya no me sorprende…

Desblogger 10 Diciembre, 2013 at 16:38 contestar

Dios no he podido ver el video,como puedes olvidarte d tu hijo? Madre mia, como se puede ser madre y tan inconsciente….

tetaupa 11 Diciembre, 2013 at 00:11 contestar

A mi me impresiono mucho el video cuando lo vi, y tu post me ha encantado porque yo también soy de esas “exageradas”. Mis hijos siempre van sujetos en el coche, hasta el mayor nos lo recuerda, aunque sea a por el pan. Nunca les dejo en el coche, ni cuando voy a por pan, ni a pagar en la gasolinera.
Por eso me impresionan tanto estas cosas.
Como los padres que van a buscar a sus hijos al cole y dejan al pequeño en el coche o en casa dormido…
Y eso que mi hijo es un pequeño terremoto que no para y se sube en todo, pero siempre estamos pendientes de el.

In a Trendy Town 11 Diciembre, 2013 at 12:21 contestar

Nosotras somos 3 y somos muy reacias a tener niños, no porque no queramos tenerlos sino porque tememos hacer mal el papel de madres, es lo más serio en esta vida y hemos visto cómo nuestras propias madres y las demás han cometido errores día tras día, no nos queremos convertir en ellas.

http://inatrendytown.blogspot.com.es

Rocio Sierra 11 Diciembre, 2013 at 10:53 contestar

madre mia.. q horror..

La princesa guisante 11 Diciembre, 2013 at 12:54 contestar

Seguro que es interesante pero paso de ver el video, ufffffff. Se me ha puesto mal cuerpo solo del post ,….pero vaya que tienes toda la razón, somos máximos responsables de su bienestar y seguridad. El probelam es que a veces somos como niños pequeños, más que ellos….aysss

Zaloa Malaxetxebarria 11 Diciembre, 2013 at 14:06 contestar

Horroroso… Vaya luces!!!

Mami Katabum 18 Diciembre, 2013 at 19:05 contestar

Y es que antes no sabían esto no había coches ni nada.
Yo estoy de acuerdo contigo, y es mejor pasar de “exagerada” a que en un descuido tu hijo o más niños salgan lastimados.

El año pasado llevé a los míos aún parque. Los dos mayores estaban en el tobogán felices y al mismo chico no lo dejaba subir y lo mantuve en el área de menores de 3 años.

Una mamá despreocupada, subió a su crió como de 3 años al tobogán, el enano no alcanzo estabilidad y por pescarse de algo empujo a mi hijo mayor. Mi hijo se cayó y se rompió el brazo.

Obvio en menos de un minuto esa mujer desaparició. Yo dejo que mis hijos se diviertan pero tienen reglas muy claras y procuro no ir sola al parque, porque son tres!

Ojalá este post lo leyera todo el mundo. Nos evitaríamos más “fue justo cuando no ví” y accidentes de ese estilo.

Rocio 22 Julio, 2016 at 00:12 contestar

Yo el otro día vi como en la playa unos niños se estaban bañando a bastante distancia de la orilla con bandera roja. El socorrista los vio y les pito con un silbato para indicarles que saliesen supongo que con intención de decirles que lo que estaban haciendo era peligroso. Quitando ellos y unos surfistas nadie se estaba metiendo hasta esa distancia. La madre se acercó en ese momento a la orilla al ver al socorrista. tras una breve conversación con el socorrista los niños simplemente se cambiaron de sitio en la playa y se volvieron a meter hasta adentro. La madre ni se inmutó, se volvió trabquilamente a su toalla y santas pascuas. Eran unos niños muy pequeños, el mar estaba bastante picado y con resaca pero al parecer a la madre no le parecía peligroso en absoluto. Como esos detalles he visto miles. Bebés asomados a la barandilla del segundo piso de un restaurante mientras sus padres y familiares pasan una agradable sobremesa ignorando al bebé por completo y esperar y esperar a que intervengan y al final al ver que se va a colar entre las barras tener que levantarte tú a rescatarlo para que no se caiga. Padres borrachos mientras sus hijos cometen auténticas imprudencias…En fin, que a algunos la paternidad les viene muy grandes porque son tan inmaduros e irresponsables como sus hijos y a veces más.

Deja un comentario