chistes para niñas y niños
Lifestyle

Chistes desternillantes para niños y niñas pequeñas: ¡se morirán de risa!

¿Están vuestras hijas e hijos  ya en la época en que empiezan a contar chistes, y os piden que les contéis más?

Aunque los chistes no sean considerados precisamente algo serio ni necesario para aprender en la infancia, contar chistes puede servir a los niños potenciar sus habilidades sociales e interpersonales de pequeños, y una herramienta para relacionarse muy útil para los más tímidos. También sirven reforzar la imaginación y la creatividad, y practicar la memorización de un modo divertido.

La edad en la que comienzan a comprender los chistes está en torno a los 5-6 años; ya sabéis que en los peques no hay reglas fijas, así que unos comenzarán antes, y otros más tarde.

Para que un chiste sea adecuado para niñas y niños y pequeños debe cumplir los siguientes requisitos;

  • Humor sencillo
  • Lenguaje adecuado a su edad
  • Breve
  • Ojo con el mensaje que transmiten

Es importante que los chistes que les contemos sean breves, pues así les resultará fácil memorizarlos y contarlos después ellos, algo que les encanta hacer. ¡Lo repetirán a todas sus amistades y familia! Y los más ingeniosos hasta inventarán los suyos propios.  También es importante que seamos conscientes de que los chistes que les enseñemos no deben contener un mensaje sexista ni discriminatorio;  ya sabéis que los niños son pequeñas esponjitas que absorben y procesan todo lo que les enseñamos, y estoy segura de que nadie quiere que se tipo de mensajes calen en su cabecita. Y si aprenden uno de esos chistes, debemos explicarles que pueden  herir a otras personas, llegando a ser cruel, y que no deben usarse.

Por último, debemos tener presente es que aunque algunos a nosotros nos parezcan chistes muy malos, para ellos este tipo de chistes son graciocísimos; recordemos que su humor es mucho más básico. ¡No hagamos que les pierdan la gracia!

Por si ya habéis olvidado los que contábamos cuando éramos pequeñas, allá van unas cuantas ideas de chistes apropiados para niños pequeños.

 

Chistes cortos y graciosos para niños y niñas pequeñas

Empiezo con el favorito de mi hijo mayor:

Van dos mosquitos en una moto y el de atrás le dice al de delante:

-¡Para, para, que se me ha metido una mosca en el ojo!

Se acerca un elefante a un autobús y pregunta:

– ¿Cuánto cuesta?

– Dos euros

– ¡Pues que se bajen todos, que me lo quedo!

— ¡Te detesto!
— ¡K de kilo!
— ¿Qué dices?
— No sé, has empezado tú.

— Me voy dos semanas de viaje.
— ¡Ah, qué bien! Pues no te olvides de escribir.
— Espero que no, con lo que me costó aprender…

 

Había una vez un hombre tan pequeño que se subió encima de una canica y dijo:

¡El mundo es mío!

Van dos ratitas paseando por la calle, cuando de repente pasa un murciélago por encima suya:

– ¿Qué es eso? – pregunta una

– Mi novio, que es piloto.

— Qué estrés.
— Dos más uno.

— ¿Sabías que las cajas negras de los aviones en realidad son naranjas?
— ¿¡No son cajas!?

– ¿Puedo fumar?
– Claro.
– Vale: Uno maf uno, dof; Dof maf dof, cuatro: Tref maf tref, feif…
– «Te voy a romper el hueso de la pierna»
– «Se dice tibia»
– «Tibia romper el hueso d la pierna»
¿Cuál es el colmo de un peluquero?

¡Perder el tren por los pelos!

La maestra:

– Jaimito, si en esta mano tengo 8 naranjas y en esta otra 6 naranjas ¿Qué tengo?

– ¡Unas manos enormes!

— El médico dice que eres hipocondríaco.
— ¿Ves? Y tú diciendo que no tenía nada…
¿Cuál es el colmo de un libro?

¡Que en otoño se le caigan las hojas!

-¿Sabes que mi hermano anda en bicicleta desde los cuatro años?

-¿Ah si?  pues ya debe estar lejos…

— ¡Qué guapa estás hoy! ¿Te has pintado los ojos?
— No, ya los tenía.
– Mamá, mamá, he suspendido en Geografía por no saber dónde está el Océano Atlántico.
– ¡Eso te pasa por ser tan desordenado!
– Luisito, ¿qué es la A?, pregunta la profesora

– Una vocal, profesora

– ¿Y la K?

– Una consonante que no se puede repetir

– Pedrito, ¿qué planeta va después de Marte?

– Miércole

— Mi marido es vidente.
— ¿Tiene dos dientes?
— Noooo, ¡Que echa las cartas!
— ¡Entonces será cartero!

– ¿Otra vez suspenso en inglés? Hijo, tienes que esforzarte mas!
– Vale mamá. Pero ahora tengo hambre…
– Dímelo en inglés
– I am bre.
– ¿Cuál es el pez que huele mucho?

¡¡Peztoso!!

— ¿Me da un billete de metro?
— Tan grandes no tengo.

Van dos pulgas al cine y una pregunta:

-¿Vamos andando o cogemos el perro?

– Profesora, ¿qué quiere decir ‘why’?

– ¿Por qué?

– Para saberlo

– Adoro los mensajes de voz.
– Yo los detesto.
– Esos también me gustan.

– Mamá, en el colegio me llaman distraído

– Juanito, tu vives en la casa de enfrente

Un niño entra a una óptica y le dice al vendedor:
– Quiero comprar unas gafas, por favor.

El vendedor le pregunta:
– ¿Para el sol?

Y le dice el niño:
– No. ¡Para mí!

— Profe, aquí tiene mi trabajo.
— ¿Esto qué es? Le falta la presentación.
— SEÑORAS Y SEÑORES, CON TODOS USTEDES… ¡MI TRABAJO!

¿Cómo maldices a un pollito?
¡¡Caldito seas!!
— ¡Jolines con los mosquitos!
— Ponte repelente.
— ¡Madre mía, qué ingente cantidad de dípteros nematóceros!

– ¿Qué función desempeñan las rayas de la luna trasera del coche?
– Desempañan.
– ¡Ah! ¿Pues qué función desempañan las rayas esas?

¿Sabes qué le dice un jaguar a otro?

«Jaguar you?»

— Cariño… ¿y si tuviéramos un hijo?
— No creo, cielo. Me acordaría.

– Mamá, mamá, hay unos extraterrestres en la puerta.

– Ay, hijo, ¿y qué te han dicho?

– ¡¡Que son del planeta Agostini y quieren hablar contigo!!

– Mamá, mamá que buena esta la paella.

– Pues repite hijo, repite.

– Mamá, mamá que buena está la paella.

 

¿Conocías estos chistes para niños y niñas? ¿Te sabes alguno más? ¡Cuéntame, y ampliamos la lista!

6 Comentarios

  • Responder
    Planeando ser padres
    16 octubre, 2017 at 17:43

    ¡Jajaja! Mi bichilla está en esta fase. Con decirte que un dí anos equivocamos hablando de un personaje de Bob Esponja (la señora Puff y la llamamos señora Fupp) y todavía se mea de la risa cuando se acuerda. ¡Ya me dirás tú la tontada!

  • Responder
    Vanesa {Una madre como tú}
    16 octubre, 2017 at 19:35

    Si, es que al principio su humor es super básico jjajajajajaja pues ya te digo yo que ahí tienes un par que la van a matar de risa, prueba y ya me contarás!

  • Responder
    Dulcematernidadblog
    16 octubre, 2017 at 23:48

    Hola Vanesa, a mi hija le regalaron cuando se le cayó un diente, un libro con 365 chistes, uno para cada día y estaba entusiasmada, no paraba de contar chistes, se lo llevo a la escuela y cada tarde al regresar nos hacia chistes, la mayoría de veces los repetía , pero ella feliz de contarlo y nosotros nos hacíamos los sorprendidos, lo decía con tal gracia que nos reíamos, aunque fueran chistes de toda la vida!

  • Responder
    Marina C
    16 octubre, 2017 at 23:57

    Jajaja! La mía hace ella chistes. Tiene un teatro…. Para estos aún es un poco pronto pero tomo nota.
    Biquiños!

  • Responder
    mamalanuguita
    17 octubre, 2017 at 08:30

    😀 Qué buen aporte. Mi nene aún es pequeñito pero me apunto estos chistes para cuando llegue el momento.

  • Responder
    Virginia
    19 octubre, 2017 at 10:24

    Lo acabo d compartir en mi página. Jajajaja a mis hijos les encantan los chistes. Yo nunca consigo acordarme d uno.

Responder