Maternidad

Quitar el pañal: consejos para preparar el camino

Quitar el pañal: consejos para preparar el camino

Hace tiempo que venía pensando en escribir un post sobre la operación pañal, explicándoos de forma más resumida los que a mí me parecieron los puntos más importantes por los que nosotros conseguimos una retirar los pañales de forma fácil y sin complicaciones.

Este año nos toca repetir, más que nada porque la pitufa empieza el cole en septiembre, y, como en la mayoría de colegios, tiene que ir sin pañales. Así que en septiembre necesitamos que no use ya pañal.

Ya sabéis que mi filosofía es la de respetar los ritmos de cada bebé / niño, y en esto no es distinto. De hecho, en lugar de hablar de “quitar el pañal”, deberíamos hablar de “dejar el pañal”, pues el protagonista de el acto es el bebé/niño, no nosotras. Creo que hay que dejar que cada criatura sea consciente de su propio cuerpo, de las “ganas de”, de lo que supone hacérselo encima, y que cuando esté lista dé el paso.

Pero también nosotras con nuestras acciones podemos ayudarle a recorrer ese camino, facilitando el proceso. Y especialmente cuando la criatura parece no tener prisa (como es el caso de Minchiña) cobra especial importancia, por si llegado septiembre sigue sin animarse, al menos que tenga claro el proceso.

Esta es la previa a todas las estrategias que se pueden emplear para ayudarles a dejar el pañal sin forzarles;  otro día os contaré todas las herramientas que podemos usar durante el proceso.

 

Quitar el pañal: preparando el camino

En cuanto el bebé comienza a andar, comprar un orinal con él

Siempre que vayas al baño te acompañará, quieras o no, así  que invítale a sentarse en él mientras te acompaña. Así irá interiorizando lo de sentarse ahí y lo vea como algo natural. Que lo elijan ellos es importante porque si les gusta lo harán encantados, ahora que como no les guste… habrás tirado el dinero con toda seguridad.  También puede ser que no quiera saber nada del orinal (mi niña no se ha sentado ni una vez), si es el caso nada de forzarles; no queremos generar rechazo. Simplemente lo tenemos ahí, le invitamos a sentarse (“¿Te sientas ahí, como mamá?”) , y si quiere que lo haga, si no quiere que no lo haga. Nada de sacarle ropa y pañal, que se siente como en una silla, se trata de que tome la costumbre de hacerlo.

 

Cuando vas al baño, explicarle lo que estás haciendo

No hay madre en este planea que vaya al baño sola; nos acompañan siempre, así que, ¿por qué no aprovecharlo para la operación pañal? Cuando vayas al baño, además de invitarle a sentarse en su orinal, dile lo que estás haciendo: “Mamá está haciendo pis”. Si, ya se que suena escatológico, pero es que no son adivinos, ¿sabes? De este modo les ayudamos a relacionar acción – lugar, y también a nombrarlo. Lo de enseñar el resultado es opcional, aunque seguramente ya te hayan pedido verlo, ¿verdad?

 

Cuando le cambies el pañal, explicarle qué es lo que estás limpiando

Una parte importante de la operación pañal es que aprendan a distinguir qué es pis, qué es caca, y sepan nombrarlo. Así que siempre que le cambies el pañal, explícale lo que hay en él. De este modo van aprendiendo qué es pis y qué es caca, pues aunque pueda parecer una tontería, al principio les cuesta distinguir qué quieren hacer.

 

Nunca obligarle a nada, ni a usar el orinal

Esto también es una cuestión madurativa, cada bebé tiene su momento para dejar el pañal, ha de estar preparado tanto física como psicológicamente, y si no están preparados para hacerlo forzarles se convertirá en el  camino más rápido hacia el fracaso. No le obligues a sentarse en el orinal si no quiere, no le obligues a ir sin pañales y practicar si no quiere. Invítale, pero no insistas. No te preocupes, lo acabará haciendo por imitación, por verte a ti.

 

No pongas una fecha para retirar los pañales

Esta es la más difícil, pues hay mucha presión social al respecto, especialmente cuando van a comenzar a ir al colegio. Pero la única persona que sabe cuando es el momento es tu hijo. Déjale tomar la iniciativa, o si la tomas tú asegúrate de que está preparado para hacerlo y de que quiere hacerlo. Te aseguro que todo será mucho más fácil. Para todos.

 

Con estos pequeños gestos tu peque se irá preparando de forma natural para la retirada del pañal, comenzará a usar el orinal o wc por sí mismo, y cuando se acerque el momento tendréis parte del trabajo hecho.

¿Has puesto en práctica alguno de tus puntos? ¿Estás pensando en la retirada del pañal? Si tienes dudas compártelas, estaré encantada de ayudarte.

vanesa

¿Te ha gustado esta entrada?

apúntate a la lista del blog y recibe las nuevas entradas en tu correo

No te fundiré a mails. Odio el spam, sólo te enviaré lo que te interesa ;)
2 Comments
elbolsillodemama 13 Junio, 2017 at 13:21 contestar

Nosotros hemos empezado con la fase cuentos y sentarle cuando él quiere en el orinal. El problema que tenemos es que los pañales de la talla más grande que existe le quedan ya justitos así que aunque no le vemos muy por la labor…no nos va a quedar otra. Lo del chupete fue pan comido, el tema pañal lo veo complicadete. Pero bueno, todo se hace. Muy chulo el blog!!!Te sigo!

Nueve meses y un día después 17 Junio, 2017 at 00:35 contestar

Nosotros empezaremos el lunes por el dichoso septiembre… He apurado porque creo, como tú, que es mejor “dejarlo” que “quitarlo”. En fin, a ver cómo nos va.

Deja un comentario