Detalles que transforman a una madre en una mamá babeante

8:20 AM casa centollo’s

Centollito y papá están listos para irse a la guarde. Centollito y mamá se comen a besos

muás muás requetemuás muás chao mamá

muás te veo muás en un rato muás ya te voy remuás a buscar muás muás

Centollo y papá salen por la puerta, llaman al ascensor, y cuando mamá ya está cerrrando la puerta…

¡¡MAMAAAAA ESPERA!!

Mamá se asoma y se agacha, justo a tiempo para que el Centollito, que viene corriendo, se le cuelgue del cuello, le dé un último beso, y le susurre al oído…

Te quiero mamá

Y mamá se derrite instantáneamente.

11 Comentarios

  1. Ains, yo tampoco puedo dejar de darle besos a mi Peque. Y espero que cuando sepa dar besos, él tampoco pueda dejar de darmelos… 😉

  2. Ay.. Qué lindo!! Pues espera a que te diga (si es que no te lo ha dicho ya) cosas como: "eres preciosa", "te quiero hasta el sol y vuelta", "eres la mamá más bonita del mundo", "cásate conmigo", "estoy enamorado de tí"… Y un largo etcétera que ya es para babear y no parar 🙂

  3. Qué foto tan preciosa!! Sois vosotros!?!? El rubio ya sabe dar besos y me encanta! Aunq todavía es súper selectivo con lo de a quién darlos, y no puedo negar que eso casi me encanta más, jajaja! Solo nos da a mi y a su padre, y alguno a mi hermana y a mi abuela (su tía y su bisa respectivamente) si está de buenas, si no ná de ná! Qué ganas tengo de que le den esos arrebatos como a Centollito, que tiene que ser un amor! 🙂

  4. Madre mía, si es que es para comérselo literalmente… Qué tierno!!! No me extraña nada de nada que se te caiga la baba!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.