Lifestyle

Decorando un dormitorio con cama de 180

Decorando un dormitorio con cama de 180

Como sabéis estoy redecorando el piso, que me tenía un poco aburrido, así que poco a poco voy cambiando cosas. Esta vez le ha tocado a nuestro dormitorio, que no acababa yo de decidirme como ponerlo, pues tengo un poco un batiburrillo de estilos.

Por una parte, me gustan mucho los dormitorios de estilo Shabby Chic. Mi abuela tenía uno precioso, en madera maciza, y he pensado muchas veces en ir a buscarlo y pintarlo con chalk paint. ¡Quedaría increíble! El problema es que el cabecero es muy pequeño, así que sólo podría aprovechar las mesillas y la cómoda. Pero creo que el resultado me gustaría mucho, quizás pruebe con una mesilla…

 

dormitorio shabby chic

 

Por otra parte, me gusta muchísimo el estilo nórdico, minimalista y limpio. Con líneas rectas y colores suaves, y pequeños toques vintage.  Este tipo de espacios me transmiten mucha serenidad, por eso suelen ser mis favoritos.

dormitorio estilo nórdico

 

Como pasaban los meses y no acababa de decidirme, y en vista de que hiciera lo que hiciera, necesitaría comprar un cabecero para el domitorio, lo que hice fue comprarme un cabecero de polipiel, que pega muy bien con ambos estilos,  y también una mesilla malm. Si más adelante opto por pintar el dormitorio de madera de mi abuela puedo usarla en la habitación de los peques 😉

Ya con el cabecero colocado la habitación parece otra cosa, como ya habéis visto en el post de San Valentín…

tarjeta de San Valentin colgada

 

La lámpara, por cierto, también es de ikea, y es genial para luz de mesilla porque es suave y Led.

Buscando edredón para cama de 180

Resuelto el tema cabecero, me puse a la busca y captura de edredones para cama de 180, algo que pensaba que sería fácil de conseguir y que está resultando un poco complicado.

Busco un edredón bastante neutral y un poco ligero, pues mi idea es ponerlo a los pies de la cama ahora en invierno, que hay días que se nota frío de noche y no es suficiente con el nórdico. Y luego en verano quitaría el nórdico y dejaría sólo el edredón, si acaso con una mantita ligera a los pies para decorar.

El caso es que la mayoría de marcas fabrican para máximo 150, de hecho algunos como Zara home hacen la misma medida para 150, 160 y 180. No lo entiendo, son 30 cm de diferencia y creedme que se nota, tengo edredones de cama de 150 del otro piso, y quedan muy escasos… así que llevo un par de meses buscando y revisando tiendas online a la caza y captura de edredones para camas de 180. ¡Hasta que llegue a  diezxdiez.es y encontré justo lo que buscaba!

 

edredon invierno cama 180

 

¿Qué os parece? Lo encuentro monísimo y es justo el tipo de estampado que buscaba, aunque tengo la duda de si será demasiado grueso. ¿qué opináis?

Por cierto que cotilleando su web me encontré con una entrada donde hablaban de tunear cojines, y me ha dado una idea buenísima, voy a hacer unas pruebas y si me salen bien os cuento 😉

¿Habéis visto algún edredón como el que busco en talla 180? ¡Si es así avisadme, porfa! Y por cierto, ¿shabby chic o nórdico, cuál os gusta más?

¿Te ha gustado esta entrada?

apúntate a la lista del blog y recibe las nuevas entradas en tu correo

No te fundiré a mails. Odio el spam, sólo te enviaré lo que te interesa ;)
3 Comments
Bitacoras.com 24 Febrero, 2017 at 09:56 contestar

Información Bitacoras.com

Valora en Bitacoras.com: Como sabéis estoy redecorando el piso, que me tenía un poco aburrido, así que poco a poco voy cambiando cosas. Esta vez le ha tocado a nuestro dormitorio, que no acababa yo de decidirme como ponerlo, pues tengo un poco un …

helenriberas 25 Febrero, 2017 at 18:44 contestar

Me gusta, es sencillo, y neutral, un poco gordo quizás si, pero bueno, cuando encuentras uno que te cuadra te aseguro que luego ya no encuentras más.

Planeando ser padres 27 Febrero, 2017 at 16:44 contestar

Yo me pasé al nórdico siendo muy escéptica y ya me he desentendido de los edredones. Oye, pero es que a mí me cuesta encontrarlo largos para cama de 150×200. Casi todo lo hacen para 190 de alto y luego no puedo remeter nada por los pies del colchón, o no puedo cubrir las almohadas. ¡Un sin vivir!

Deja un comentario