entulinea Lifestyle

Diario de una ex gorda, semana 3: comiendo en París

Diario de una ex gorda, semana 3: comiendo en París

Mi tercera semana ha sido todo un reto, y es que irte a París a un evento donde te dan las comidas ya hechas en tipo buffet y no sabes realmente qué es… ¡menudos números para calcular! Pero como siempre, es cuestión de pensar y compensar 😉

Preparando el viaje

Hasta ahora como ya os he dicho me ha resultado muy fácil seguir el plan entulinea, pero no suelo comer fuera de casa (excepto en casa de mis padres o suegros), así que no me había visto en el brete de tener que calcular sin báscula. Y es que yo siempre, siempre peso todo lo que tengo que puntuar, porque es un buen modo de reconocer visualmente las cantidades que puedo comer. ¡Pues menos mal que lo hago, porque menuda complicación con las comidas en París!

Por si tenéis prevista alguna comida o viaje, me ayudó mucho un artículo sobre Comer fuera de casa y mantener la línea, me dio un montón de pistas para no meter la gamba con las comidas.

Pues menos mal que iba preparada, entre las comidas que me coincidieron en el aeropuerto, las que hicimos en la calle en plan comida rápida, y los menús que nos prepararon en el evento… de verdad os digo que si fuera novata no habría conseguido calcular nada. Pero como ya llevo yo mi rodaje, conseguí mantenerme (más o menos) en los puntos, aunque al no pesar la comida pues a ciencia cierta no lo sé, veremos cuando me pese qué ha pasado esta semana…

 

mi cena en el aeropuerto: 15 smartpoints
mi cena en el aeropuerto: 15 smartpoints

 

Mis trucos para no salirme de mis SmartPoints

Lo primero que hice cada día es vigilar mucho mis desayunos; como teníamos buffet libre era la única comida en la que tenía control total, así que lo que hice fue desayunar con mucha fruta y proteína, y controlar los hidratos. Mi intención era tomar un desayuno bien completo pero al mismo tiempo no gastar demasiados puntos por si luego la comida se me salía mucho del guión.

desayuno en París
mi último desayuno en París por 11 smartpoints… no podía irme sin catar un auténtico croissant 😉

Tanto en las comidas como las cenas vigilé mucho las cantidades; al no saber exactamente lo que estaba comiendo (en lo que a puntos se refiere) preferí quedarme corta que pasarme. En la comida del evento había una especie de ensaladilla y un minibocadillo, y lo que hice fue dejar una parte del pan, la que me parecía que me haría pasarme. Y luego a la cena había queso, embutido y pan, ahí realmente sí que lo tuve difícil y comí un poquito de fiambre (dos lonchas), otro poco de cada queso y pan… y un buen racimo de uvas que fue el que me salvó la cena.

Lo peor fue cuando trajeron la bandeja de postres, con una carrot cake con una pinta impresionante… probé un trocito y nada más. Y  luego para compensar estuve bailoteando 😉

postres evento
a mis compis pongo por testigos de que sólo comí un poquito de carrot cake, y luego me fui a bailar 😉

 

Importante: compensar siempre

Y es que si crees que te has pasado (y yo tenía serias dudas) lo mejor que puedes hacer es compensarlo moviéndote. El baile es un ejercicio excelente, y andar, jugar con los niños a pillar… hay muchas formas de moverte y gastar puntos extra,  y eso estos días con todo lo que anduve lo hice sobradamente.

 

hacer turismo también ayuda a compensar ;)
hacer turismo también ayuda a compensar 😉

 

 

A por otra semana más

Hoy no os puedo decir cómo me ha ido el peso porque llegué anoche y mi báscula no funcionaba, así que hasta que no compre la nueva no lo sabré. Estoy un poco nerviosa… ¿la habré liado en París? Tan pronto lo sepa actualizo y os lo cuento 😉

 Actualización: báscula arreglada, el resultado es… ¡¡¡-800grs!!! Casi un kilate menos, no está mal 😀

¿Cuál es vuestro objetivo realista para esta Navidad, me lo contáis?

¿Te ha gustado esta entrada?

apúntate a la lista del blog y recibe las nuevas entradas en tu correo

No te fundiré a mails. Odio el spam, sólo te enviaré lo que te interesa ;)
7 Comments
La maternidad de Krika en Suiza 2 Diciembre, 2016 at 15:19 contestar

Que fuerza de voluntad, yo cuando hago dieta, en cuanto salgo de mi casa me creo que esto es jauja y ni compensaciones ni leches, lo tiro todo por la borda. Muy mal por mi parte lo sé. Te admiro!

Vanesa {Una madre como tú} 6 Diciembre, 2016 at 14:30 contestar

Por eso me viene tan bien que os lo esté contando, si fuera algo solo para mí seguuuuro que habría patinado, pero sabiendo que luego tenía que pasar por báscula y contaros me contuve mejor, aunque algo ya digo que piqué. ¡Si es que me viene de perlas! 😀

srajumbo 3 Diciembre, 2016 at 22:39 contestar

Que cabrona eres… yo paso de lo de la dieta pero vengo para decirte que esto no se hace, con lo que me mola la comida y me pones fotos. Que poca vergüenza.
Admiro tu fuerza de voluntad, en serio…yo imposible, y de “vacaciones” mucho menos, si te entra todo por los ojos!

Vanesa {Una madre como tú} 6 Diciembre, 2016 at 14:31 contestar

jajajajajajaj pues si te llego a poner fotos de todas las gordaladas que yo NO pude comer ya ni te cuento lo que me ibas a odiar xDDD fuerza de voluntad 0, en serio te lo digo, pero ver que voy tan bien y tener que confesar ante vosotras ayuda mucho xDDD

srajumbo 6 Diciembre, 2016 at 15:55

Un consejo.. Para otra, metes en un tupper lo que no te puedes comer, y ya te doy luego mi dirección 🙂

Planeando ser padres 5 Diciembre, 2016 at 12:15 contestar

¡Vas genial! Oye, yo en París hasta adelgacé. Y mira que comí a base pan con mantequilla y mortadela, que los desyaunos estaban llenitos de dulces y como me quedaba con hambre atacaba lo peor de los restaurantes de comida rápida. Pues aún así he perdido peso al volver a casa.

Vanesa {Una madre como tú} 6 Diciembre, 2016 at 14:32 contestar

Jolin no me extraña, es que entre los patés, los quesos… ¡¡chica si casi lo tuviste más difícil que yo!! Y encima sin parar en todo el día, tela marinera…

Deja un comentario