Maternidad

Diccionario viruspédico para madres III : el HALLOWEEN

Creeréis que es casualidad que hoy, precisamente hoy, os presente un nuevo virus llamado Halloween. Pues no tengo yo tan claro que sea casualidad, que no suelo creérmelas. Precisamente esta noche se ha presentado en casa y creí necesario poneros sobre aviso. Temblad, madres del planeta.

El Halloween, como su nombre ya amenaza, te hará pasar la peor noche de tu vida. Llegará como muy pronto a mediodía, aunque generalmente le gusta más comenzar la fiesta al anochecer. Así, sin previo aviso, sin amenaza ni tos previa, ¡zasca! vomitona a grifo. Por supuesto directa encima tuya, como en toda peli de terror que se precie.

Cuando todavía te estás preguntado de dónde coño narices ha salido esa vomitona color naranja que recojes a toda leche con el mocho, ¡pero si hoy ha comido pescado con patatas!, zascataplás, segunda vomitona encima de tu alfombra nueva. ¡Marido coño, apaga el puto partido y lleva al niño a la habitación!  Amor mío, mete al niño en la cama que debe estar fatal el pobrecito, susurras mientras intentas arreglar semejante estropicio.

Comenzará así una escalada de vomitonas en las que creerás por momentos que tu hijo se ha disfrazado en la versión zombie de la niña del exorcista y te está gastanto la gran broma de halloween. Con su cara blanca y ojerosa, sus ojos inyectados en sangre de tanta vomitona a chorro, y su andar fantasmagórico, convertirá tu dulce hogar en una mansión del terror que ríete tú de la del parque warner. Tras cinco vomitonas (¿¿¿de dónde coño sale tanto líquido???) temerás dormir, tan sólo echarás leves cabezadas con tu churumbel abrazado a tí mientras tú te repites no te duermas, no te duermas, no te duermas!!!!. Y cuando sucumbas al agotamiento, el estruendo de una nueva vomitona te despertará. Pobre incauta.

diccionario viruspédico para madres : halloween

Duración media: tan sólo una noche, por fortuna

Nivel de peligrosidad: 9 sobre 10, ya puedes asegurarte que tu peque acepte líquidos, o salir pitando a urgencias

Nivel de molestia: 20 sobre 10. Si vomitar tanto es jorobado, limpiar tanta vomitona ni te cuento

Veces sufrido: 2 (una por churumbel).

Tratamiento: Medio vaso de suero cada media hora para rehidratar, y vigilar muy de cerca, no le vaya a dar por pasearse a toda la familia.

¿Te suena este virus?

 

¿Te ha gustado esta entrada?

apúntate a la lista del blog y recibe las nuevas entradas en tu correo

No te fundiré a mails. Odio el spam, sólo te enviaré lo que te interesa ;)
6 comentarios
desblogger 2 noviembre, 2014 at 10:51 contestar

Me suena de algo!!Ahh si la semana pasada me vi en esas.Lo único bueno es que tal como viene se va!!! Y tú te quedas conmocionada y con siete lavadoras pendientes, ainsss
Besos

Mamá Vanesa (una madre como tú) 23 noviembre, 2014 at 20:49 contestar

Siete u ocho… xDDD ánimoooo

Cuestion de madres 2 noviembre, 2014 at 11:49 contestar

Mucho me he cuidado este año de no sufrirlo..jejejeje…así que hicimos una fiesta donde jugaron más que comieron y luego el truco-trato fue a unas horas ya tardías y en cuanto llegaron 2 caramelitos un vaso de leche y a dormir… así nos libramos de él.. Mano de santo 😉

Mamá Vanesa (una madre como tú) 23 noviembre, 2014 at 20:50 contestar

ufff pues yo lo he intentado, pero nada, hemos caído en pleno 🙁

Yaiza 10 noviembre, 2014 at 17:15 contestar

lo sufrimos antes de hallowen y no por dos , sino por 4!
tremendo, menos mal que es un día solo…yo lo bauticé como “virus cabrón de un día”.

Mamá Vanesa (una madre como tú) 23 noviembre, 2014 at 20:50 contestar

ajajajajajaj ese es un nombre muy adecuado! XDDD

Deja un comentario