Maternidad

El cuento de la niña Esperanza. 150 palabras (investigación, valientes, esperanza)

– Mamá, no quiero que me pinchen más, no quiero estar más en el hospital, no quiero jugar más a los médicos, quiero ir a jugar con mis amigos del colegio, ¡hace meses que no les veo!

– Venga cariño, ya estamos en la sala de los valientes, sólo unos días más y podremos irnos a casa.

– Bueno… cuéntame otra vez el cuento de esa niña

– Erase una vez una niña llamada Esperanza,  que tras mucho estudiar decidió dedicarse a  la investigación de tu enfermedad. Apenas tenía apoyos ni fondos, pero trabajó dia y noche y encontró una cura. Y gracias a ella los niños como tú podéis venir a la sala de los valientes, donde ella os pincha para curaros con su medicina mágica.

– Mamá ¿por qué no hay más niños aquí conmigo?

– Tú eres el último mi vida, ya no hay fondos para Esperanza.

No queremos que historias como esta se conviertan en realidad. No más recortes en investigación. #MFvalientes

foto: www.sxc.hu



¿Te ha gustado esta entrada?

apúntate a la lista del blog y recibe las nuevas entradas en tu correo

No te fundiré a mails. Odio el spam, sólo te enviaré lo que te interesa ;)
16 Comments
Bitacoras.com 1 Abril, 2013 at 02:26 contestar

Información Bitacoras.com…

Valora en Bitacoras.com: El cuento de la niña Esperanza. 150 palabras (investigación, valientes, esperanza) – Mamá, no quiero que me pinchen más, no quiero estar más en el hospital, no quiero jugar más a los médicos, quiero ir a jugar con mis ……

Mude Mädchen 1 Abril, 2013 at 06:49 contestar

Jopé… me hunden estas situaciones… ¡No podemos permitirlo más!

No podemos, por eso tenemos que unirnos y pelear. Un saludo!

Nuria De La Hoz Rodriguez 1 Abril, 2013 at 08:55 contestar

Adelante valientes!!!!!!

El horno de mami 1 Abril, 2013 at 12:32 contestar

Que triste pero como sigamos así el final de tu historia va a ser una realidad.

La Vanesa (una madre como tú), ahora Mamá 7 Abril, 2013 at 01:17 contestar

Ojalá NUNCA se hagan realidad. No me gusta, nada.

anya 1 Abril, 2013 at 15:48 contestar

ojala siempre haya fondos para Esperanza, y se curen todos los niños valientes

La Vanesa (una madre como tú), ahora Mamá 7 Abril, 2013 at 01:18 contestar

Ojalá. Aunque en realidad, debería ser “Ojalá pronto haya MÁS fondos para Esperanza”. Porque la realidad es que estos niños ya están medio abandonados. No hay derecho.

Diario de una Madre 1 Abril, 2013 at 23:15 contestar

Preciosa historia que debería calar tan hondo para que pongamos remedio! Ojalá todo cambie y estos niños puedan ser felices!!

La Vanesa (una madre como tú), ahora Mamá 7 Abril, 2013 at 01:19 contestar

Ojalá, ojalá lo consigamos. ¡Al menos intentarlo!

La mama de V 2 Abril, 2013 at 12:41 contestar

Eres increible, me has dejado con la piel de gallina, verídico 🙁 Y gracias por formar parte de la marea!

La Vanesa (una madre como tú), ahora Mamá 7 Abril, 2013 at 01:20 contestar

Tristemente cierto, ojalá pudiera escribir una historia bonita. No las des, ojalá no hubiera marea a la que unirse. Un besote!

Marta 5 Abril, 2013 at 18:38 contestar

Esta historia ha llegado muy adentro de mi. Estoy con la lágrima cayendo. He esperado esta semana, para comentar, a la espera de la marea fucsia de hoy. Gracias por participar y hacer una historia tan bonita. Me estoy pegando la panzada de lloros, no debería permitirse que los recortes llegaran a este punto. Los niños son el futuro, y tienen derecho a vivir.

La Vanesa (una madre como tú), ahora Mamá 7 Abril, 2013 at 01:21 contestar

Gracias Marta por esta oportunidad. Ojalá consigamos algo, aunque sólo sea que se oiga el ruido. ¡Muás!

Relatos maravillosos para nuestros "valientes" - Marea fucsia 17 Mayo, 2013 at 07:52 contestar

[…] La Orquidea Dichosa, ahora Mamá […]

Deja un comentario