El cuento de la niña Esperanza. 150 palabras (investigación, valientes, esperanza)

  • Mamá, no quiero que me pinchen más, no quiero estar más en el hospital, no quiero jugar más a los médicos, quiero ir a jugar con mis amigos del colegio, ¡hace meses que no les veo!

  • Venga cariño, ya estamos en la sala de los valientes, sólo unos días más y podremos irnos a casa.

  • Bueno… cuéntame otra vez el cuento de esa niña

  • Erase una vez una niña llamada Esperanza,  que tras mucho estudiar decidió dedicarse a  la investigación de tu enfermedad. Apenas tenía apoyos ni fondos, pero trabajó dia y noche y encontró una cura. Y gracias a ella los niños como tú podéis venir a la sala de los valientes, donde ella os pincha para curaros con su medicina mágica.

  • Mamá ¿por qué no hay más niños aquí conmigo?

  • Tú eres el último mi vida, ya no hay fondos para Esperanza.

No queremos que historias como esta se conviertan en realidad. No más recortes en investigación. #MFvalientes

<

p style=»text-align: right;»>foto: www.sxc.hu



Y tú, ¿qué opinas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

13 Comments
  • Mude Mädchen
    1 abril 2013

    Jopé… me hunden estas situaciones… ¡No podemos permitirlo más!

    • Vanesa {Una madre como tú}
      7 abril 2013

      No podemos, por eso tenemos que unirnos y pelear. Un saludo!

  • Nuria De La Hoz Rodriguez
    1 abril 2013

    Adelante valientes!!!!!!

  • El horno de mami
    1 abril 2013

    Que triste pero como sigamos así el final de tu historia va a ser una realidad.

    • Vanesa {Una madre como tú}
      7 abril 2013

      Ojalá NUNCA se hagan realidad. No me gusta, nada.

  • anya
    1 abril 2013

    ojala siempre haya fondos para Esperanza, y se curen todos los niños valientes

    • Vanesa {Una madre como tú}
      7 abril 2013

      Ojalá. Aunque en realidad, debería ser «Ojalá pronto haya MÁS fondos para Esperanza». Porque la realidad es que estos niños ya están medio abandonados. No hay derecho.

  • Diario de una Madre
    1 abril 2013

    Preciosa historia que debería calar tan hondo para que pongamos remedio! Ojalá todo cambie y estos niños puedan ser felices!!

    • Vanesa {Una madre como tú}
      7 abril 2013

      Ojalá, ojalá lo consigamos. ¡Al menos intentarlo!

  • La mama de V
    2 abril 2013

    Eres increible, me has dejado con la piel de gallina, verídico 🙁 Y gracias por formar parte de la marea!

    • Vanesa {Una madre como tú}
      7 abril 2013

      Tristemente cierto, ojalá pudiera escribir una historia bonita. No las des, ojalá no hubiera marea a la que unirse. Un besote!

  • Marta
    5 abril 2013

    Esta historia ha llegado muy adentro de mi. Estoy con la lágrima cayendo. He esperado esta semana, para comentar, a la espera de la marea fucsia de hoy. Gracias por participar y hacer una historia tan bonita. Me estoy pegando la panzada de lloros, no debería permitirse que los recortes llegaran a este punto. Los niños son el futuro, y tienen derecho a vivir.

    • Vanesa {Una madre como tú}
      7 abril 2013

      Gracias Marta por esta oportunidad. Ojalá consigamos algo, aunque sólo sea que se oiga el ruido. ¡Muás!

Previous
Diccionario viruspédico para madres I: El virus paella
El cuento de la niña Esperanza. 150 palabras (investigación, valientes, esperanza)