Lifestyle

La maleta perfecta para ir de vacaciones con niños

La maleta perfecta para ir de vacaciones con niños

Recién aterrizados de nuestro viaje a Disney París, y ya estamos pensando en marcharnos de nuevo en Semana Santa… ¡este mes no paramos en casa!

Lo bueno de hacer viajes tan seguidos es que tienes muy fresco lo que te faltó y lo que te sobró en el último, así que es más fácil acertar y no olvidarse nada. Por ejemplo, me dí cuenta de que les llevaba un abrigo demasiado gordo, ¡menos mal que hizo tanto calor que pudimos prescindir de él! Así que, con la lección aprendida, me estoy ya preparando la maleta para estas vacaciones, y se me ha ocurrido contaros qué no debe faltar.

La maleta de un niño: los imprescindibles

Aunque normalmente tendemos a llenarlas de “porsiacasos”, por lo impredecible que suele ser el tiempo en estas épocas, la verdad es que, si te paras a pensar un poco antes de organizar la maleta de tus hijos, puedes ahorrar bastante espacio y ropa inútil.

Lo primero que hay que hacer es descartar muchos de esos “porsiacasos”, pero hay tres que considero que son total y absolutamente imprescindibles:

  • Gorra y gafas de sol: aunque nos parezca que el sol todavía no tiene fuerza, hay que proteger su vista todo el año, y si ya calienta el sol se hace necesaria la gorra para protegerles de sufrir una insolación.
  • Crema protectora solar: Los expertos dicen que hay que proteger siempre la piel del sol. Así que, si van a estar muchas horas al aire libre, lo mejor es aplicar cremas en las horas de máxima exposición (mediodía y primera hora de la tarde). Eso si, también tenemos que dejar la piel expuesta al sol al menos media hora, para que puedan generar vitamina D.
  • Termómetro y paracetamol infantil. Ojalá no haga falta, pero ocupa poco, y siempre es mejor llevarlo que tener que localizar una farmacia en un lugar que no conocemos.

A partir de aquí, tocará decidir qué llevan de ropa y complementos, y en esto tiene mucho que ver nuestro lugar de destino. No está de más hacer una investigación acerca del tiempo que se prevé, pero, aún así, puede haber sorpresas; el tiempo en primavera es cambiante, y tanto puede hacer mucho calor como diluviar. No obstante, debemos frenar nuestra ansia de cubrir todas las posibilidades, y con un poco de organización podemos conseguir cubrirlas con menos cantidad de ropa.

  • Piensa como un niño: ellos no son tan frioleros como nosotros, así que olvida la ropa más larga.
  • Aplica la teoría de la cebolla: es decir, vestirles en capas. Una camiseta de manga corta puede servir para un día de calor y también para poner por encima o por debajo de otra de manga larga, y sustituir a un jersey fino. Una prenda, dos posibilidades.
  • Un jersey fino también es muy socorrido; para un día un poco fresco, en lugar de abrigo, o por encima de dos camisetas para abrigar más…
  • Un chubasquero te sirve tanto para los días más cálidos como para los más frescos; todo depende de la ropa que le pongas debajo.
  • Respecto al calzado, no olvides llevar unas lonetas para trotar, y un zapato de piel por si llueve. ¡Aunque esperemos que no!
  • Revisa que las prendas sean combinables entre sí al máximo; esto te permitirá reducir duplicidades
  • El número total de prendas dependerá de los días que vayáis a pasar fuera, pero si son más de 4, ten en cuenta que siempre puedes lavar alguna prenda.
  • Ropa interior y calcetines, ¡que no se te olviden! Y pañales para los más pequeños 😉

 

Preparando nuestra maleta de Semana Santa

Por aquí el tiempo todavía es bastante fresco, pero a donde nos vamos hace ya más calor, así que estos días estoy comprando ropa de primavera – verano para mis dos peques, pues todavía no tenían apenas nada. Y viendo en su web la ropa de Gocco para niños, he visto que tienen una sección “team Gocco” que es precisamente para facilitarte el vestir a tus hijos conjuntados, ¡perfecto para despistadillas como yo! Por lo que he visto en su  web, han desarrollado la colección de forma que facilita el llevar a los niños con los mismos estampados o colores, para que puedas prepararles looks coordinados.

 

ropa verano niños y niñas

ropa verano niños y niñas

ropa verano niños y niñas

ropa verano niñas

ropa verano niños y niñas

ropa verano niños y niñas

ropa verano niños y niñas

Gocco es una marca que me gusta muchísimo, ¡no hay temporada que mi niña no luzca alguno de sus vestidos! De hecho, una de las primeras fotos de mi niña andando es con un vestido lindísimo de flores rosas que me enamoró tan pronto lo vi. La foto la subí a instagram porque estaba graciosísima, andando a cuatro patas con un vestido precioso xD Así que el tener la facilidad de ver qué prendas de niño pueden conjuntar con el vestido que me gusta para ella me parece súper acertada.

 

ropa verano niños

ropa verano niñas

 

 

Me encanta esta marca porque tiene desde el estilo más clásico al más desenfadado, y además del detalle de hacer la ropa en colores y tejidos coordinados, siempre hay un par de modelos de polo y vestido a juego niño-niña. Y la calidad de las telas es de primera, se nota ya nada más verlos.

A ver si nos acompaña el tiempo y en unos días os puedo enseñar lo que les he comprado 😉

¿Y vosotras, tenéis ya lista la maleta para Semana Santa? ¡Vamos que nos vamos!

¿Te ha gustado esta entrada?

apúntate a la lista del blog y recibe las nuevas entradas en tu correo

No te fundiré a mails. Odio el spam, sólo te enviaré lo que te interesa ;)
3 comentarios
Elena Riberas Pérez 10 abril, 2017 at 14:31 contestar

Gracias, muy útil, pero yo no puedo olvidarme de los porsiacas, no aprenderé en la vida. Disfruta de tus vacaciones

Planeando ser padres 10 abril, 2017 at 16:10 contestar

Yo soy de viajar súper ligera, nada de meter cosas por si acaso en la maleta y oye, ningún drama hemos vivido por ahora. Si total, ante cualquier olvido, casi todo se puede encontrar fácilmente en los destinos que visitamos. Por cierto ¡monísimos los conjuntos! Mi bichilla usó algo de esta marca cuando era bebé.

Martina 10 abril, 2017 at 17:16 contestar

Yo soy la que se agobia pensando en todas las posibilidades, pero tienes razón que pensando en capas se reducen las necesidades. ¡Gracias por el apunte!

Deja un comentario