operación mescurro
Con humor

Operación #mescurro

Recibe GRATIS mi bebé y yo
15:20 hora zulú. En algún punto de la geografía gallega

La agente OD-MC se dispone a recoger al sujeto apodado “centollito” en el centro de retención de bandoleros peligrosos.

Sus vigilantes transmiten informaciones de vital importancia para las próximas horas: el individuo ha comido bien, no ha dormido, no ha tenido fiebre, ha jugado hasta el agotamiento y evacuado en condiciones.

La agente OD-MC introduce al sujeto en el vehículo de transporte. El traslado transcurre sin incidencias, entre cantos hipnóticos del individuo: “veo veooooooooooo queeeeeeee vessssssssssssshhhhhhhh una cosssshhhhhitaaaaaaaaaa…” que intentan distraer a la agente para poder darse a la fuga; no obstante, la agente OD-MC, curtida en grandes crisis, consigue completar el transporte sin problema.

 

la Jolie a mi lado, una aficionada

la Jolie a mi lado, una aficionada

 

15:40 hora zulú. Llegada al nido del cuco

Llegada al domicilio de la agente OD-MC, donde sujeto permanecerá bajo vigilancia hasta nueva orden. El sujeto, en un claro intento de desestabilizar a la agente OD-MC e intentar una nueva fuga,  se avalanza sobre la agente OD-MC, derrumbándola sobre el sofá, y comienza a emitir extraños ruidos guturales, simulando un ahogo por flemas, acompañado de quejidos lastimeros. Tras valorar la situación la agente OD-MC decide hacer uso de medidas excepcionales, y en un rápido movimiento introduce el sedante conocido como TETA® en la boca del sujeto…. inmediatamente el sedante comienza a hacer efecto, el sujeto se relaja y finalmente cae rendido al sueño.

 

15:55 hora zulú. Nido del cuco

Tras verificar  que el sujeto está completamente sedado, la agente OD-MC comienza a deslizarse lentamente, en un intento de zafarse de él. El sensor de proximidad, el de verticalidad y el detector de TETA® que lleva incorporandos el sujeto se activan simultaneamente, por lo que el bandolero comienza a emitir quejidos lastimeros y a despertarse. Rapidamente la agente OD-MC introduce una nueva dosis de TETA® en el sujeto, dejándolo completamente k.o., lo que le permite escurrirse cual gata y dejar al individuo soñando con ovejitas sobre el sofá.

16:05 hora zulú. Nido del cuco

Operación #mescurro completada con éxito. La agente OD-MC procede a comer y revisar el correo, con un ojo siempre fijo en el sujeto. Cuando éste despierte de su ensoñación, la agente OD-MC recibirá nuevas instrucciones.

No te vayas sin leer...

9 Comentarios

  • Responder
    Maria
    24 abril, 2012 at 15:51

    Jajjajajajajaja jajjajajaja me h encantado!!!! Esa operación también me suena a mi jajjajaja

    • Responder
      La Vanesa (una madre como tú)
      25 abril, 2012 at 07:37

      Si es que nos toca hacer cada número… teníamos que hacer un carnaval de “la que tuve que liar hoy” jajajajajajaaj yo ayer lo estaba haciendo y pensaba “estoy para que me hagan una foto ahora, con una pierna encima del sofá, la otra medio colgando, mitad del cuerpo en el aire, al nene aún en la teta, y un brazo intentando agarrarse a algo para que no me mate. Pues como no hay foto lo cuento en el blog, porque esto es para contarlo” jajajajaajaj. Estas cosas son las que hacen que las noches en vela parezcan menos importantes verdad 😉 Oyee y a ver cuando nos reactivas!! Se echa de menos a la princesita, estoy deseando saber de ella. Un beso!

  • Responder
    Cocolina
    24 abril, 2012 at 15:59

    Qué bueno, reina! Estás hecha para las misiones más intrépidas! jajajajaja

  • Responder
    Princesa Fol
    24 abril, 2012 at 16:26

    jajaja, que gracia! Saludos

  • Responder
    Loquenadiemedijo
    7 febrero, 2013 at 00:50

    Q tiempos aquellos! Y eso que no hace tanto, pero ahora lo veo tan lejano…
    Yo he pasado de no poder separarme ni medio centímetro de él a que se quede ko en cuestión de pocos minutos y poder llevarlo de un lado para otro. De no poder ni taparle sin que se despertara a cogerlo ponerlo otra vez bien en la cama ( muchas veces aparece del revés), taparlo y ni inmutarse, si me lo cuentan hace tan sólo 6 meses no me lo hubiese creído, pero estos enanos crecen y poco a poco todo va llegando.
    Besos!

  • Responder
    Sra Díaz
    9 enero, 2014 at 08:18

    Jejeje

Responder