Lifestyle

Probando las pomadas para bebés Halibut

Probando las pomadas para bebés Halibut

 

Ya os he comentado en más de una ocasión que mi niño tiene la piel atópica. Además sufrió mucho de dermatitis del pañal, se le ponía el culete en carne viva, así que montamos todas las cremas habidas y por haber, y gastamos cantidades industriales para mantener su pobre culete a salvo.

Aunque parezca increíble, a estas alturas de la película aún le tenemos que poner crema de vez en cuando, y es que a la mínima se le vuelve a irritar, y ya sabéis que como dejes la cosa ir… culomono asegurado.

Por eso cuando me ofrecieron probar las nuevas pomadas de Halibut acepté encantada, y además estos días el peque anda escocido así que el momento era el adecuado.

Éstas son las cremas que hemos probado:

 

Halibut Infantil, pomada regeneradora (la verde)

ésta es la que he usado con el peque. Pensada para pieles irritadas, especialmente la zona del pañal y pliegues cutáneos. Es más gruesa que las anteriores, aunque tampoco queda tipo “pasta”. Dos días de uso fueron suficientes para que el culete recuperara la normalidad, así que como podéis imaginar, nos ha gustado mucho. Como las otras dos, contiene vitamina A y óxido de Zinc.
Un dato importante es que las tres están formuladas sin parabenos.
Lo que más me ha gustado es que son pomadas que se absorben muy bien, y que tan pronto las aplicas notas en la piel su efecto. Además el formato tubo siempre es el que más me ha gustado, me resulta muy cómodo de usar y se aprovecha mejor.
Me ha chocado un poco el olor, normalmente estas cremas tienen “olor a bebé”, y estas en cambio tienen un olor más neutro, más… a farmacia, para que nos entendamos. Personalmente no me desagrada, la verdad, me recuerda a las cremas buenas de siempre.

Si en vuestra farmacia no la tienen podéis encontrarla en Amazon.

 

DermoH Pomada pañal protectora (la amarilla)

de ésta no hemos podido comprobar su efectividad por motivos obvios, pero la hemos probado. Pensada para uso diario, tiene efecto barrera. No es una pomada gruesa, tipo “pasta al agua”, sino que crea una fina capa sobre la piel. También formulada con vitamina A y óxido de Zinc.

De esta han sacado además una nueva versión en spray, que la verdad resulta muy interesante y cómoda para cuando estás fuera y no te quieres arriesgar a mancharte las manos o sencillamente si no te apetece pringarte los dedos de crema. ¡A ver si la pruebo!

 

Halibut Pomada regeneradora (la azul)

Contiene vitamina A y óxido de Zinc. Es una pomada pensada para restaurar la barrera cutánea de la piel, así que la recomiendan en caso de dermatitis, rozaduras irritaciones… Ésta la he probado yo, aprovechando que llevo unos días con la piel de las manos muy seca. Es una crema untosa, pero una vez la aplicas el resultado no es pringoso, y se absorbe bastante rápido. Me ha gustado mucho su efecto, tan pronto la echo noto mi piel más suave, su efecto es inmediato.

 

¿Veredicto?

Las queremos. Os aseguro que con el peque probé un montón de cremas y pomadas, y muchas las tuve que regalar porque no había diferencia entre ponérselas o no.
La pomada regeneradora me la quedo para mi, como os digo mis manos llevan unos días resecas, y yo ahora mismo estoy pendiente de tantas cosas que olvido hidratarlas, así que me ha venido que ni caída del cielo. Cuando noto la piel tirante me la aplico en todas las manos y como nueva.
Respecto a la pomada infantil y la protectora del pañal, serán las primeras cremas que use con mi niña cuando nazca, y si le van la mitad que bien que a su hermano tienen usuaria asegurada.

 

Actualización: tras probar las pomadas Halibut con mi niña

Durante este tiempo he continuado usando para mis manos la pomada halibut, así que cuando a Minchiña le aparecieron las primeras rozaduras, (que debo decir que tardó bastante, por fortuna para ella) recordé los dos tubitos que tenía guardados y en seguida decidí probarlas, pues ya estábamos usando otras cremas y era evidente que no le funcionaban del todo bien.

Como ya os expliqué, el tubo verde está especialmente pensado para regenerar pieles irritadas en la zona del pañal y pliegues cutáneos. A mi niña lo que se le irritaba no era la zona genital, sino los pliegues, la zona de roce del pañal. Así que comencé usando éste bote. Lo que hice fue aplicarle una pequeña cantidad y masajear suavecito para que le absorbiera bien, y luego aplicar otra poca para que  hiciera un poco de efecto barrera. Y al colocar el pañal, tener cuidado de que no quedara sobre la zona ya rozada. El resultado, buenísimo, un par de aplicaciones y asunto solucionado.

Una vez curadas las rozaduras, le apliqué unos días la pomada del tubo amarillo, para evitar que volviera a salir. Y así hemos continuado desde entonces. Ella no es nada propensa a tener rozaduras, así que no le aplico crema de manera habitual, para evitar que su piel se acostumbre, y además le voy alternando distintas cremas, por el mismo motivo. Mantengo la zona bien hidratada, pero no suelo “dejarle capa”. Y si veo algún signo de irritación, entonces vuelvo a la rutina de pomada amarilla (prevenir), pomada verde (curar), pomada amarilla (mantener).  Y nos funciona de maravilla, de hecho su profe de la guarde me preguntó qué crema le estaba poniendo, porque vio varias veces que se iba un día con las piernas rozaditas de la guarde y volvía a la mañana siguiente con la piel como nueva.

Así que ¡qué gran hayazgo las cremas de Halibut! Sin duda las recomiendo, especialmente a quienes no necesitéis cremas espesas de barrera, como le sucedía por ejemplo a mi mayor.

¿Conocíais éstas cremas? ¿Las habéis probado?

¿Te ha gustado esta entrada?

apúntate a la lista del blog y recibe las nuevas entradas en tu correo

No te fundiré a mails. Odio el spam, sólo te enviaré lo que te interesa ;)
6 Comments
Jon Ander Pérez 28 Noviembre, 2014 at 17:21 contestar

¡Hola! Después de probar distintas pomadas como Nutracel u otras de efecto barrera como Critic Barrier o Mytosil sin grandes resultados en una anciana que lleva todo el día pañal y una vida sedentaria, me gustaría saber que tal van estás pomadas y cual de ellas me recomendarías. Un saludo.

Mamá Vanesa (una madre como tú) 5 Diciembre, 2014 at 19:30 contestar

Hola Jon! estas pomadas van genial para la rozadura del pañal, en nada actualizaré el post pues las he podido probar con mi niña.
Cual usar depende un poco de la situación; si ya hay rozadura, te aconsejo la verde, Halibut Infantil, pomada regeneradora. Está pensada específicamente para esos casos, y doy fé de que funciona estupendamente. Una vez curadas, o si no las tiene, cambia a la amarilla, pomada pañal protectora, y usa la otra sólo cuando aparezcan rozadoras.
En ambos casos, aplica la pomada realizando un suave masaje para que la absorba un poco, he comprobado que así su efecto es mayor. Y deja siempre una poquita haciendo capa, pero poca, nada exagerado. A mi niña le va de maravilla, infalible. ¡Espero que le resulte!

Meritxell 9 Enero, 2016 at 00:19 contestar

De pequeña usaba halibut siempre y dejaron de hacerla. Confío en esta marca al 100%

nekane 17 Mayo, 2016 at 19:07 contestar

Yo hace 28 años, ademas de para el culete de mi bebe, la utilicé para las grietas del pecho provocadas por la lactancia. El resultado genial. Verdaderamente me aliviaba mucho tras limpiar los pezones con suero fisiologico

Vanesa {Una madre como tú} 25 Mayo, 2016 at 20:23 contestar

Pues no conocía ese uso, fíjate. Yo las uso de vez en cuando para mis manos y me van genial, y a la peque, aunqeu no le han hecho mucha falta, cuando las ha necesitado son las que mejor le han ido con diferencia. La amarilla en especial, ¡buenísima!

Elisa 21 Junio, 2017 at 21:36 contestar

Me va genial cuando me quemo en la cocina con aceite a gota de agua hirviendo al momento me deja de doler y hoy e empezado a usarla para las manchas de la cara.en otro foro dice que las quita así es q empiezo a usarla hoy.ya os contaré

Deja un comentario