Minchiña leyendo
Maternidad

¿Por qué últimamente escribo poco en el blog?

Pensaba esta mañana, mientras me tomaba el café, que cada vez muestro una faceta menos personal por aquí. Cuando comencé a escribir este blog, allá en el 2011, para mí esto era casi un café con mis amigas, os contaba todo tal cual lo sentía y lo pensaba, sin filtros, de tú a tú. Ahora no es que no lo haga así, porque la línea sigue siendo la misma; no sé escribir de otro modo, no aquí. Pero ya no vengo tan a menudo aquí a contaros mis cosas, de hecho, cada vez os cuento menos mis cosas, ¿verdad?  ¿Qué ha pasado, por qué ha ido cambiando lo que escribo en el blog?

Básicamente hay un problema, y se llama TIEMPO. Escribir en el blog me supone encontrar un rato medianamente largo para sentarme en el portátil, y escribir tranquilamente. Y subrayo el tranquilamente porque esa palabra, con niños, prácticamente no existe.  Así que en el día a día, es difícil sacar un momento para hacerlo. Además, poco a poco me fui autoimponiendo filtros.  Es lo que tiene dejar atrás el anonimato; de repente te lee todo tu entorno, y te sientes como desnuda ante ellos. Yo, aunque quizás os cueste creerlo, soy bastante reservada en general , así que me resulta un poco difícil gestionar esto.

Lo peor es que muchas veces pienso “esto lo tengo que contar en el blog” o “a ver si hago un post de lo otro”, pero me cuesta encontrar ese momento para hacerlo, o, como me ha pasado estos últimos meses, tengo trabajo relacionado con el blog pero “por detrás” y que aún no os puedo enseñar y que “no luce”, y es en lo que empleo el tiempo que saco para el portátil… con lo que estos post más personales se acaban quedando en el tintero.

Por eso muchas veces lo que hago es contaros mis cosas directamente en instagram, donde sólo tengo que abrir la pestaña de los stories y darle a GRABAR, y sin necesidad de edición ni gastar mucho tiempo, os lo cuento todo.  Y como ya lo he contado, pues luego sólo salen en el blog cosas que ya requieren de más explicación o edición, o que me parecen más importantes, o cuando esas ideas de cosas que contaros se me ocurren precisamente en el momento en que he conseguido sentarme en el portátil tranquilamente… como ahora mismo.

Si, hoy se han alineado los astros,  me he quedado sola en casa, me he sentado a escribir porque tenía en mente preparar un post… y me ha apetecido escribir otro totalmente distinto, contaros otra cosa que estoy sintiendo ultimamente. Y de repente he caído. Qué poco estás contando en el blog últimamente, Vanesa. Apenas has hablado de esta segunda maternidad, de cómo la has vivido, de lo mucho que te ha afectado. Y ni siquiera te has parado a decir “ey chicas, estoy bien, es sólo que estoy superada y me cuesta sacar tiempo para escribir en el blog”. Algo he ido contando en instagram, pero claro, las que estáis aquí… pues ni siquiera os he dicho: “chicas, buscadme en instagram, así podemos mantener el contacto”.

Así que bueno, voy a aprovechar el tirón, y voy a ver si me da tiempo a escribir eso otro que me apetecía contaros, cruzad los dedos y que no pase otro mes. Prometo intentar hacer esto más a menudo,  contaros mis cosillas en un momento, porque en realidad en eso ha consistido siempre este blog.. Lo demás es accesorio.

Pero me encantaría, de todas formas, que me buscárais en instagram (aquí os dejo el link), porque esta red social tienen una cercanía que me encanta. Y ya si me enviáis un mensaje y me decís: ey Vanesa, leí tu post, y aquí me tienes… pues me haríais muy feliz.

Gracias por tomaros el café conmigo hoy. ¡Nos leemos pronto!

vanesa

 

 

No te vayas sin leer...

5 Comentarios

  • Responder
    madresestresadas (@madrestresadas)
    12 abril, 2018 at 19:10

    No lo dejes!!!

  • Responder
    Vanesa {Una madre como tú}
    12 abril, 2018 at 19:46

    No quisiera, de verdad te lo digo. De hecho, por eso he escrito esta entrada. Es una forma de dar un pasito hacia el buen camino. Espero continuar andando 😉

  • Responder
    Susana
    12 abril, 2018 at 22:30

    Los niños crecen råpido y verás que pronto encuentras tiempo. Un saludo.

  • Responder
    Carol Martínez Tinoco
    13 abril, 2018 at 05:38

    Aaay Consu cuanto te entiendo,un besazo preciosa!

  • Responder
    Diana
    13 abril, 2018 at 12:35

    Yo extraño mucho tus palabras por aquí… pero entiendo la falta de tiempo. Igual algún día : )

Responder