Cuidar pelo sin sulfatos
Lifestyle

Por qué uso champú sin sulfatos -y quizás tú también deberías-

Desde hace aproximadamente un año o año y medio, uso champús sin sulfatos, y de la mano de esto decidí también abandonar los productos para el cabello con siliconas. Hoy te voy a contar mis motivos, pero ya te adelanto el resultado: mi pelo vuelve a estar casi como cuando tenía 20 años, tanto en cantidad como en fuerza. Si, tras dos embarazos, y 20 años después. Toma nota, porque esto te va a interesar.

Si me sigues en instagram, seguramente te hayas llevado la sorpresa de verme en algún stories con el pelo muy, muy rizado. Si, aunque casi siempre me hayáis visto con una melena más o menos lisa, lo cierto es que mi pelo es rizado. De hecho, es muy rizado, hace tirabuzones. Aún así, casi siempre lo llevo liso, pues me resulta más fácil de mantener peinado a diario, y es que mi tipo de rizo es bastante esclavo, necesita retoques diarios. Como ya sabemos todas, tanto alisado acaba pasando factura. Y si además tienes hijos… ya todas sabemos que tras el parto se cae muchísimo el pelo, y en mi caso, sumado a mi hipotiroidismo, se tradujo en que me quedé con poco pelo y muy débil. Y sin apenas rastro de mis rizos.

Reconozco que lo de perder el rizo hasta me resultaba cómodo, pero el debilitamiento de mi pelo me preocupaba, sobre todo al ver que pasaban los años y mi pelo seguía igual. Así que pensé que debía empezar a cuidarlo más. Las vitaminas no me habían funcionado, así que estaba claro que necesitaba cambiar los productos que usaba en mi pelo. No me costó mucho encontrar artículos que explicaran por qué debía usar champús sin sulfatos, y de hecho es algo de lo que cada vez se está hablando más. Resumiendo mucho: la mayoría de productos para el pelo llevan siliconas, y para eliminar estas siliconas de nuestro pelo, es necesario que los champús lleven sulfatos. Unos son más agresivos que otros, pero incluso los más suaves pueden resultar agresivos para la piel, como es mi caso. Además, si no lavamos adecuadamente los restos de silicona, pueden perjudicar a nuestro pelo y cuero cabelludo, con lo que es el pez que se muerde la cola: o abandonas ambos, o usas ambos. Y yo opté por abandonar ambos. El resultado inmediato fue desaparición progresiva de descamación capilar y picores. A corto plazo, mejora notable en mi pelo. Al cabo del año, aumento notable de volumen y fuerza, y rizos 100% de vuelta.

Antes de que te vuelvas loca buscando, te diré que generalmente compro los productos igual que el resto de lo que uso: en tiendas de mi zona, o tiendas online como Douglas, suelo esperar a tener varios productos agotados (capilar, cosmética, maquillaje…) y así amortizo los gastos. Si te quieres lanzar a usar champús sin sulfatos, debes tener en cuenta que también tendrás que abandonar los productos son siliconas, que actualmente son muchos. Respecto al champú, te aconsejo que vayas probando hasta dar con el que mejor le vaya a tu cuero cabelludo y pelo, ya que cada uno es distinto, pero por darte una idea, éste de Nuggela & Sulé le gustó mucho a mi pelo (y el de mi familia) y huele de maravilla. Y, si necesitas mascarilla, cualquiera de las Hair Food de fructis te sirven, sólo tiene que probar la que case con las necesidades de tu pelo.

¿Te habías planteado hacer este cambio en tu cuidado capilar? Aprovecha y cuéntame tus dudas, y si quieres que te hable más de este tema.

No hay comentarios

    Responder