Maternidad

Cómo recuperar la forma física tras el parto

Hoy inauguramos sección en el blog, con la colaboración de Mamá en Forma, destinada a ayudarnos a recuperar la forma física. ¿Verdad que todas queremos pero ninguna encuentra el tiempo? Pues Marta nos va a explicar cómo conseguirlo 😉 ¡Gracias Marta por aceptar mi invitación, y bienvenida! Esperamos que la sección os guste 🙂

mamá en forma - consejos para recuperar la forma física

Quién me iba a decir a mí que en mi estreno como mami-bloguera iba a tener la suerte de que la autora de uno de los blogs que más me enganchan me iba a hacer un huequito en su ‘casa virtual’ para dejarme compartir con sus lectoras alguno de mis consejos. Aún doy botes de contenta. Y por eso desde este estupendo rincón tan cuidado por su dueña os saludo en mi primera colaboración para ofrecer un poquito de lo que mejor sé hacer y que espero os resulte útil.
Soy periodista e instructora de varias disciplinas físicas, especialmente del método Pilates. Este último año me he convertido en mamá y he comprobado cómo es verdad que la vida cambia, hasta en los detalles más pequeños. Por eso ahora tengo que ser mucho más creativa para poder seguir estando activa y sentir mi cuerpo saludable, en buen estado, como era mi costumbre antes. No os lo niego: me cuesta mucho encontrar ese ratito para mí y por eso ahora más que nunca invento y analizo qué ejercicios me sirven más, qué trucos de nutrición encuentro más acertados y cómo puedo sacar al tiempo el máximo provecho.
Esto es lo que quiero compartir con vosotras. Por eso voy a aprovechar las cuestiones que me plantean muchas de mis alumnas en clase, así como las que queráis hacerme llegar por emailtwitter  o facebook , para intentar aportar algo a esta comunidad o tribu virtual que tanto contribuye a que nuestra labor de madres sea la más equilibrada posible.
Gracias por recibirme con tanta generosidad y cariño. Espero estar a la altura.

Marta – Mamá en forma

 Quiero empezar a cuidarme pero no sé cómo… Los gimnasios me dan pereza. ¿Caminar es suficiente?

 

Si has decidido mejorar tu forma física y te apetece hacer algo para verte y sentirte mejor, APROVECHA, no lo dejes. La motivación es muy importante y es el punto de partida para incluir algunos cambios en tu estilo de vida que poquito a poco pueden mejorar mucho tu salud y tu aspecto. Tenemos un defecto generalizado y es que solemos poner el foco en los resultados y pocas veces nos concentramos en el proceso, así que intenta olvidar cuál es tu meta final (perder kilos, poder ponerte determinada ropa…) y disfruta del progreso. Si antes no hacías nada y ahora vas a incorporar algo de actividad, ¡felicítate! y sé indulgente. Nadie necesita a la Teniente O’Neill de entrenadora para estar en forma.

Para empezar, lo más agradecido siempre es el ejercicio aeróbico. Tienes que hacer que tu cuerpo consuma reservas para poder perder grasa. Y eso, especialmente cuando no somos unas niñas, es más fácil lograrlo con el ejercicio antes que con una severa dieta.

Encuentra una actividad cardiovascular que te guste y practícala en la intensidad adecuada para poder mantenerla unos 20 minutos mínimo. Puedes caminar, nadar, bailar… Tiene que ser algo que active tu respiración y por lo tanto el mecanismo para quemar combustible. Pero recuerda que el cuerpo tiende a ‘acomodarse’ y cuando vayas cogiendo algo de fondo lo que hoy te resulta ‘aeróbico’ mañana puede no tener la intensidad suficiente. Para eso, es conveniente cambiar de vez en cuando de actividad.

Otro consejo es alterar un poquito la intensidad. ¿Sabes una forma sencilla de aportar algo de intensidad a una caminata? Elige terrenos con un poquito de desnivel y, si eres porteadora, ¡genial! pasea con tu bebé colgado, verás cómo a medida que él/ella crece tu vas estando más en forma porque vas cogiendo algo de peso. Elige un buen portabebés y aprende las formas adecuadas para llevarlo correctamente. En definitiva, haz tu ejercicio físico más eficaz, para aprovechar mejor el tiempo.

Otro consejo importante: escoge un buen calzado. Parece una tontería pero una pisada cómoda y bien repartida te ayuda según el terreno por el que vayas a pasear.

Intenta realizar este ejercicio aeróbico al menos dos veces por semana y estira un poquito antes de empezar (pronto os enseñaré algún estiramiento)

Y, recuerda… cambia de intensidad de vez en cuando. El cuerpo se acomoda. Escucha música en tu paseo y trata de seguir el ritmo. Grábate una sesión de música con diferentes ritmos y trata de adaptarte a ellos, verás cómo es mucho más fácil motivarse.

Y si una semana fallas, y la siguiente también… ¡¡No te penalices!! Sal a caminar la tercera semana como si nada. No seas dura, pero sé constante.

¡¡Mucho ánimo y nos vemos pronto con más consejos!!

¿Te ha gustado esta entrada?

apúntate a la lista del blog y recibe las nuevas entradas en tu correo

No te fundiré a mails. Odio el spam, sólo te enviaré lo que te interesa ;)
7 comentarios
Bitacoras.com 21 junio, 2013 at 08:42 contestar

Información Bitacoras.com…

Valora en Bitacoras.com: Hoy inaguruamos una nueva sección en el blog, con la colaboración de Mamá en Forma, destinada a ayudarnos a recuperar la forma física. ¿Verdad que todas queremos pero ninguna encuentra el tiempo? Pues Marta nos va a expl……

Home Server 21 junio, 2013 at 07:22 contestar

Fantástico y útil post. Gracias. Yo estoy en fase "caminar", porque dejé de correr e ir al gimnasio. Ahora voy despacito. Como dices, lo primero es disfrutar del proceso mismo.

Si no te importa, te añado a los links de nuestro blog http://www.homeserver.es/blog/

¡saludos!

Días de trajín 21 junio, 2013 at 11:04 contestar

Genial! Me encanta esta nueva sección. A mi me encanta hacer ejercicio, cualquier tipo de deporte, aunque no soy especialista en ninguno. Po disfruto mucho de la actividad al aire libre.
Y desde que soy mamá pues nos hemos ido adaptando a la nueva situación: salidas en bici, practicar algún deporte de invierno con ellos, caminamos nosotros mientras ellos van en bici, patinamos…
Enhorabuena a las dos.

MOnstrua 21 junio, 2013 at 11:43 contestar

Yo ahí estoy, nadando, a lo Dori (la de Nemo). Encontrar tiempo es difícil, pero con ayuda de MOnstruo lo vamos consiguiendo 🙂

Mamá en forma 21 junio, 2013 at 17:26 contestar

Gracias por la acogida, chicas. Esa es la idea… que siendo mamás tenemos menos tiempo pero nadie nos puede negar que estamos activas, así que podemos aprovechar muchos ‘ratitos’ y gestos cotidianos para ir poco a poco encontrándonos mejor. El objetivo: un buen estado cuerpo-mente, que todo va unido. ;-))

besotes!!!

Catalina de mamatambiensabe 22 junio, 2013 at 12:33 contestar

Geniales los consejos y gracias a Vanesa por presentarnos tu blog. Yo tengo la intensión de hacerlo pero me falta el empuje final para encontrar el tiempo. ..eso es así

Marta 24 junio, 2013 at 11:32 contestar

Yo soy de las que adora caminar, y hacerlo a un buen ritmo. Pero para ello tengo que dejar a mis hijas en casa, y al marido también. Cuando voy con los tres, parece que la tortuga nos adelanta.

Deja un comentario