Recuerdos de la niñez (150 palabras: veo-veo, topo, cometa)

Chicos ¿recordáis cuando nos pasábamos la tarde jugando al veo-veo?
¿Y el año que Antón trajo una cometa, y estuvimos toooda la tarde corriendo por la playa con ella?
O la vez que os dije que había visto un topo, y venga a arrastraros a ver si lo veíais jajajajajaaj
Y cómo nos pusimos de barro, ¿por qué siempre llovía?

Los tres se quedaron pensativos, mientras una sonrisa se dibujaba en sus labios.

¿Creéis que nuestras madres imaginaron alguna vez que acabaríamos estudiando una carrera en la misma ciudad y compartiendo piso?
Seguro que imaginaron de todo, porque menudas charlas se pegaban siempre hasta las mil, pero tanto tanto…
Pues ya sería imaginar, ¡con lo lejos que vivíamos!

De nuevo se hizo el silencio.

¿Las habéis llamado para decirles que ya llegásteis?
Yo aún no.
Ni yo, mejor llamemos ya.
 
 
A mis comadres.



14 Comentarios

  1. Ay!! Cómo echaba de menos leer tus relatos! Este en concreto es genial, que nostalgias entran con estas cosas, y ahora en esta semana de semi-vacaciones, es bonito recordar este tipo de historias.

    1. ¡Muchas gracias Marta! Yo también lo echaba de menos, espero no volver a superarme tanto porque mi rarito del relato es de los mejores de la semana 😉 Un besote!

  2. Que bien leerte por aquí, pero yo necesito que me cuentes qué pasó al final con Nadira 😉

    1. jajajajaja ay Nadira, qué habrá sido de ella… pronto tendremos noticias 😉

  3. El relato precioso, deduzco que compartís mucho juntas yo también tengo unas comadres q además son unas grandes amigas y sé lo bonito que es ver a nuestros hijos jugar juntos.
    Por cierto, estoy completamente de acuerdo con El Horno de Mami, cuentanos más!
    Un beso!

    1. Es un lujo tener a personas así cerca, ¿verdad? 😀

      Pronto sabréis de Nadira… pero necesitaréis un poco de paciencia 😉

    1. Me alegra Celia, seguro que son recuerdos preciosos. ¡Un abrazo!

comentarios cerrados