Tag Archives maternidad

A mi niño precioso

Llegaste a mi vida hace 8 años. ¡Ocho años ya! Viniste a hacer realidad uno de mis mayores sueños: ser madre. Y me diste la vuelta como a un calcetín. Tuve que aprender de nuevo quien soy y cuales son mis prioridades. Aprendí el verdadero significado de la palabra AMOR, y también de ENTREGA y PACIENCIA. Me enseñaste que da igual quien sea YO, es mucho mejor el NOSOTROS. Me mostraste cuán equivocada estaba en tantas cosas… que el amor no malcría, que MIMAR y EDUCAR son verbos compatibles, que los brazos son el lugar donde se hacen niños seguros. Me hiciste entender que tener la casa recogida y oliendo a limpia es importante, pero lo es aún más pasar la tarde jugando contigo en la alfombra o corriendo por el parque. Tu, que viniste al mundo con los ojos abiertos de par en par, que mantuviste la mirada largos…

Comparte

Unas vacaciones de ensueño

Éste año, por primera vez desde que nació el peque, he disfrutado junto a él de un mes entero de vacaciones. Como el papi cogía menos días y lo hacía a final de mes, y agosto aquí es un asco horror, decidimos que el peque y yo nos iríamos a la playa y papi vendría a vernos los fines de semana… hasta que llegaran sus vacaciones. Si me preguntáis que qué hemos hecho… pues hemos hecho ningún viaje, simplemente nos hemos ido a mi tierra, donde siempre tenemos una habitación esperándonos y unos brazos abiertos de par en par. Un destino sencillo, en la costa gallega, en un pueblito humilde junto al mar. Estoy segura de que a muchas el plan les tiraría para atrás, pero para mí han sido unas vacaciones de ensueño.

Comparte

Miedos de madre

Nunca he sido una persona miedosa, o eso creo. He tenido mis miedos y mis dudas, como todas las personas, pero nunca los he sentido como algo que me bloqueara o me impidera avanzar. Hasta que me convertí en mamá. El MIEDO, con mayúsculas, apareció por primera vez al poco de quedarme embarazada. Comencé a sangrar, y sangrar mucho. Así que llegué a urgencias convencida de que había sufrido un aborto. No fue así, los médicos no me explicaron apenas nada, sólo me dijeron que era una amenaza de aborto y me mandaron a casa. Durante casi un mes sufrí un miedo terrible a perder a mi bebé, miedo que intentaba ignorar pero que estaba ahí, día a día, gota a gota. Por suerte ese miedo no se materializó. A las pocas semanas de nacer mi niño sentí de nuevo ese terrible miedo cuando, una noche, pegó como una sacudida,…

Comparte

¿Qué hago si se pone enfermo?

Llevo unas semanas negra, debido a diversos virus «perversos» que campan a sus anchas por nuestro entorno. En la guardería, en niños conocidos, en familiares… nos salen virus por todas partes. El último la varicela, que me ha quitado el sueño durante 3 semanas, pensando cómo nos podríamos organizar si se ponía enfermo, hasta que por fin ha desaparecido de la guarde. El problema no es que yo sea una madre histérica que no quiere que su hijo enferme. El problema es que no puedo faltar más al trabajo. Durante el primer año de guardería mi hijo pasó más tiempo enfermo que sano, cosa que nunca hubiera imaginado pues hasta entonces (año y medio) nunca se había puesto malito, y raramente tenía mocos. Debido a nuestra situación laboral y familiar, nos tenemos que turnar mi marido y yo para quedarnos con él, y por lo tanto faltar al trabajo. Su…

Comparte

En ausencia del padre

Por Zulema de Mamá es Bloguera Esta es una entrada que me duele, un tema que muchas veces me ahoga y no puedo solucionarlo porque el remedio no está en mi mano.   Cuando decidimos ser padres lo debemos hacer conscientemente, no sólo pensando en un bebé que vamos a tener entre brazos, sino teniendo conocimiento de que ese bebé crecerá y va a necesitar mucho de nosotros, y no hablo precisamente de temas económicos porque esa parte es realmente mínima si la comparamos al ámbito emocional. Un bebé es un ser humano que constantemente se encuentra en desarrollo y tiene unas necesidades muy grandes de atención, cariño y amor.

Comparte

Grandes noticias

Hoy me han dado una noticia que lleva tiempo esperando. Una gran noticia, de esas que te emocionan y hacen que sonrías y llores a la vez, de esas que hacen que incluso los días más grises de repente luzcan el sol más hermoso. Hace ya tres años, verano del 2009, que comenzó esta historia. Por entonces yo estaba embarazada de 8 semanas, hacía ya dos semanas que lo sabíamos, habíamos visto su corazoncito latir, y todo marchaba con normalidad. Estaba feliz y emocionadísima, iba a cumplir uno de mis mayores sueños, iba a ser MADRE por fin. Eran las 10 de la mañana y yo estaba en mi oficina, trabajando como cada día, cuando de repente note un PLOFFF. Ya sabéis, ese plof… que no podía ser, porque estaba embarazada. Inmediatamente me levanté y fui al servicio, y confirmé mis temores: sangre. Mucha, muchísima sangre. Mucha más que en…

Comparte

Malcriando a los hijos

Como ya dejé entrever en La Orquidea Dichosa, post inaugural y que da nombre a este blog, el entorno en que me muevo es bastante hostil para con la forma en que estamos criando a mi hijo. Y si, digo bien, hostil, porque excepto mis amigas y familia más cercana, la sociedad que me rodea ve con muy malos ojos que no discipline a mi hijo, que no le obligue a comer, domir, a vestir como yo quiero o a estarse quietecito y sin molestar el tiempo que a mi me de la gana.

Comparte