Tag Archives reflexiones

Aprendiendo a ser comadres

Soy de la opinión de que una madre siempre, siempre, debe considerar a su hijo el mejor. Desde bebé, cada logro que alcanza,  cada pequeña mejora,  debe recibir siempre la merecida atención. Bajo mi punto de vista ese orgullo de madre es imprescindible para que el niño crezca con la necesaria seguridad en sí mismo, y es que no hay nada como ver la cara de orgullo de su mamá para reforzar la autoestima de un niño. Es por ello que, desde que nació mi hijo, he compartido cada pequeño logro con mi entorno con el mismo orgullo que si hubiera alcanzado las más altas metas. ¿Que mi niño se da la vuelva por primera vez? Lo grabo en vídeo, aviso a todo el mundo y lo subo a facebook, para que todos puedan verlo. ¿Que se pone de pie él solito en la cuna? Que no falte la foto para…

Comparte

¿Qué harías si tu hijo se quisiera vestir de niña?

Cuando  ví este vídeo en éste artículo me quedé tremendamente impactada. Especialmente como madre. Y es que la protagonista es una adolescente, una niña aún, que ha vivido su infancia encerrada en un cuerpo de hombre, y gracias al tratamiento hormonal consigue ver por fin que su identidad sexual sea la que su cerebro le dice que debería ser. Os invito a verlo, entenderéis mejor lo que voy a decir. Viendo el vídeo me llamó poderosamente la atención cómo va cambiando la expresiónde su cara; al principio es gris, cargada de tristeza; poco a poco la expresión va cambiando, comienza a percibirse alegría, su expresión  se ilumina,  y al final su cara es felicidad pura, pero además transmite picardía, sensualidad, seguridad en si misma… Ver  éste vídeo me hizo pensar mucho. Muchísimo. Y es que según tengo entendido, los transexuales se suelen dar cuenta de que algo va mal ya…

Comparte

La fortuna de vivir en España

Unos días antes de irme de vacaciones fui al todoacien chino de mi barrio a comprar folios; generalmente evito este tipo de eatablecimientos, pues la calidad de los productos es pésima, pero los folios eran para que pintara centollito, con lo que me daba igual que fueran como papel de fumar. Al ir a pagar me fijé en que la chica, una chinita de veintipico años, lucía una hermosa barriguita redonda de embarazada, por lo que la felicité y le deseé que todo fuera muy bien, lo cual me agradeció sonrojada.

Comparte

Mi opinión sobre la ley del aborto: mucho por cambiar

Si os soy sincera, la actual ley del aborto, aprobada en el año 2010 por el gobierno del PSOE, me produjo desde el primer momento sentimientos encontrados. Para empezar me pareció muy negativo el hecho de que una menor pudiera abortar con tanta libertad. Seamos sinceros, con la anterior ley de supuestos ya abortaba quien quería, bajo ese supuesto tan ambiguo del daño psicológico a la madre, con lo que esta nueva ley abría totalmente la puerta para el aborto en menores en cualquier circunstancia. Todos sabemos que pagando lo suficiente siempre hay alguien dispuesto a hacer lo que quieras y firmar lo que sea necesario. No estoy en contra de la excepción que se introdujo, sino de la pésima articulación de la misma, pues considero que en este caso particular se hace imprescindible y obligatorio el apoyo psicológico a la joven que aborta, porque un aborto siempre es algo…

Comparte

¿Cómo decirles que se equivocan?

El otro día me crucé a una pareja de conocidos que tienen un bebé de tan sólo un mes. Nos conocemos, nos saludamos, charlamos si coincide, pues tenemos cruces familiares, pero no tenemos trato directo. Llevaban a su bebé en un portabebés, una de esas mochilas… mirando al frente. ¿Cómo decirles que no lo hagan, que es malo para su espalda? ¿Como darles la información que no han encontrado sin que se sientan insultados, sin que sienta que te crees más lista que ellos, que no piensen que mi impresión es que no se preocupan lo bastante por su hijo, que no investigan lo suficiente? Otro día, otra pareja, un bebé de 12 meses que ya camina. Sentados tomando algo mientras la criatura corre hacia el peligro. No vayas por ahí. Te vas a hacer daño. No cojas tierra del suelo. No te lleves las piedras la boca, mira que…

Comparte